Inicio Hogar y Plantas La calefacción: sistemas, tipos, rendimiento y más

La calefacción: sistemas, tipos, rendimiento y más

1239

Entendemos por calefacción a los sistemas que están destinados a climatizar en invierno (o sea a dar calor) distintos tipos de ambientes interiores en edificios o casas. Aunque hoy la tecnología haya avanzado de forma notable y podamos elegir entre diversos modelos de calefactores antes contrarrestar el frío era algo complejo, y muchas veces costoso. En épocas remotas para lograr una buena calefacción en un lugar determinado, se utilizaba uno de los 5 elementos más populares; el fuego, a su alrededor todos se agrupaban y a medida que la llama empezaba a apagarse iban añadiéndole objetos para mejorar el rendimiento avivando las llamas. Los Romanos fueron los primeros en inventar un sistema de calefacción en el que el fuego no se situaba en el recinto que se quería climatizar, este artefacto se denominaba hipocausto, el mismo consistía en una serie de conductos que transportaban gases calientes del fuego a otro lugar.

En Castilla, durante la época medieval, se utilizaba este sistema con el nombre de gloria, las ventajas que este tipo de calefacción poseía eran: el aire de combustión no barría el lugar, como lo hacía el fuego abierto evitando el enfriamiento. La regulación de su potencia se llevaba a cabo a través de la regulación de la entrada de aire, esto es imposible de hacer con el fuego en un lugar; aquí el fuego no se encuentra al alcance de la gente de esta forma se evitan posibles quemaduras.

conveccion-del-calorBenjamín Franklin fue quien inventó un tipo de calefacción que revolucionó al mundo, nos referimos a la estufa salamandra, fue el primer artefacto que no estaba integrado en la construcción que nos permitía tener una mejor regulación de la combustión y un mejor control del humo.

La única desventaja que presentaba es que el proceso de combustión, a diferencia del hipocausto y la gloria, se realizaba en el lugar a calentar, por lo que se necesitaba una entrada de aire que enfríe el ambiente. Cuando la industria pudo proporcionarle al hombre tuberías a un precio accesible, la calefacción se tornó en lo que hoy conocemos, una caldera ubicada en una dependencia donde no molesta, compartiendo las mismas condiciones que el hipocausto, y emisores de calor que están unidos a la caldera por tuberías.

calefaccionTipos y mecanismos de calefacción utilizados en la actualidad

Los sistemas de calefacción son diversos, y se dividen según su extensión: centralizada, unitaria, calefacción urbana; y según el calo-portador: por vapor, agua y aire.
La calefacción urbana es una de las más conocidas, es aquella en donde el calor (energía térmica) es distribuida por una red urbana, de la misma forma en que se hace con servicios como el agua y el gas. La ventaja que este tipo de calefacción posee se basa en que los sistemas que producen el calor poseen rendimientos mucho mayores que los pequeños por tener un gran tamaño, esto quiere decir que se aprovecha mucho más el combustible.

Su rendimiento se calcula en un 10% más superior, como mínimo, a los sistemas centralizados ubicados en edificios, y un 40% más efectivo que los sistemas de calefacción individuales, esto supone un gran ahorro de emisiones de gases que se relacionan con el efecto invernadero; además, otra venta es que las emisiones de la central están mucho más limpias de otro tipo de contaminantes. El mayor provecho reside en que como son fuentes de calor, pueden hacerse uso de otras posibilidades como la energía geométrica o tipos de energía residuales.

colocacion-suelo-radianteDentro del mundo de la calefacción nos encontramos con la estufa doméstica, la este tipo de artefacto funciona mediante el uso de gas y es un gran climatizador.

Lo más probable es que cuando compremos o alquilemos una casa o apartamento nos encontremos con una de ellas, pero no son los únicos calefactores en el mercado. Aunque parezca mentira la calefacción puede lograrse a través del aire acondicionado, existen aparatos que poseen sistemas de frió y calor, por ende nos serán útiles durante todo el año.

Si no somos amantes del gas y tampoco contamos con el dinero suficiente para comprar un sistema frío-calor, tenemos en el mercado una alternativa de calefacción eléctrica: los caloventores, éstos se enchufan y climatizan la dependencia absorbiendo el aire de la misma y luego expulsándolo pero ya caliente. Este tipo de artefacto es muy económico, además son muy pequeños lo cual nos permite trasladarlos de una habitación a otra sin tener que realizar ningún tipo de instalación.

Deja tus preguntas y comentarios aquí!

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.