Inicio Salud y Prevención Séptimo mes de embarazo: un mes clave para el bebé

Séptimo mes de embarazo: un mes clave para el bebé

2814
La característica principal del séptimo mes de embarazo es que nuestro bebé ya ha completado su desarrollo pulmonar.

El séptimo mes de embarazo es un mes bastante complicado para la mamá porque la fatiga comienza a crecer; es verdad que ya nos habremos acostumbrado al nuevo peso, los dolores de espalda y los movimientos del bebé dentro de nosotros pero todavía nos falta experimentar muchas cosas.

Continuaremos engordando, ahora 400 gramos por semana y se hicieron presentes las primeras contracciones uterinas; debemos relajarnos, es un período de mucha ansiedad ya que fantasearemos con el parto, con cómo lucirá nuestro pequeño y cómo lo cuidaremos apenas vea la luz.

Ecografía obtenida durante el mes 7 de un embarazo
Ecografía obtenida durante el mes 7 de un embarazo

Seguirán las sensaciones de torpeza, porque aunque nos adecuemos al nuevo peso, los objetos serán difíciles de manipular y tenderán a resbalarse de nuestras manos; a su vez sentiremos los dolores de espalda, de abdomen y piernas, estas reacciones son naturales, el cuerpo no se ha adaptado totalmente y recién lo hará cuando el niño esté por nacer aunque parezca irónico. Para esta altura habremos engordado no menos de 5 kilos desde que la gestación comenzó y para fin del séptimo mes de embarazo habremos agregado casi dos kilos más; el sueño empezará a apoderarse de nosotras debido a que los niveles de fatiga van en aumento. Puede existir la posibilidad de que se de un parto prematuro, es decir que el bebé nazca durante el séptimo mes; muchas son las madres que se asustan por esta posibilidad pero no hay nada de que preocuparse, muchos niños han nacido durante este mes y sobrevivieron sin ningún problema mediante los cuidados adecuados.

Malestares

foto-panza-septimo-mesEl séptimo mes de embarazo se caracteriza por la aparición de malestares muy específicos, algunos son comunes y otros son particulares y dependerán del organismo de cada mujer; la hinchazón de los pies y los tobillos será aún mayor que en el sexto mes, notaremos venas varicosas, cistitis (la cual debemos tratar inmediatamente para evitar la infección urinaria), mareos y posibles desmayos, pérdidas vaginales denominadas leucorreas, comezón en el abdomen, sangrado de encías, congestión nasal y algunas hemorragias, y por último los infaltables dolores de cabeza. Los cambios en nuestro físico provocaran estos malestares y otros más; lo dolores de abdomen son la consecuencia del estiramiento del útero, así que no debemos preocuparnos; se sentirá, como dijimos previamente, una gran cansancio debido al peso tanto nuestro como el de la barriga. Este cansancio desembocará en las piernas como calambres, hemorroides y también pueden provocar digestiones pesadas. No existe una solución para acelerar nuestro ritmo, es más, acelerarlo sería un error ya que la embarazada debe descansar, justamente es esto último lo que se recomienda, el reposo, el evitar esfuerzos innecesarios y largas siestas. Algunas madres se preocupan demasiado por el aumento de peso; debemos entender que gran parte de ese volumen de peso se relaciona con el líquido que le vamos proporcionando al organismo, el cual suele alojarse principalmente en las extremidades.

Estados de ánimo

Las dudas, los temores y la ansiedad caracterizarán al séptimo mes de embarazo, este se denomina también como “mes de la inquietud”; empezarán a surgir preguntas sobre nuestro cuerpo, el del niño, imaginarás el parto y es allí en donde comenzarán los miedos a los síntomas, al dolor y a la etapa post parto.

A su vez también se producirán estados de ánimo favorables, al alegría nos inundará de a ratos como la esperanza de todo lo que conlleva a formar una familia o a agrandarla. La hipersensibilidad es normal, como lo es también la incertidumbre y las fantasías que suelen radicar en nuestra mente; es muy probable que durante el séptimo mes de embarazo soñemos con el niño, el momento del parto e incluso puede ser que aparezcan pesadillas que reflejen nuestros temores. Para hacer este proceso un poco menos traumático, recomendamos a las madres, en especial las primerizas que charlen sobre ellos con su pareja o amigos, de esta forma se sentirán contenidas y distraídas. El apoyo de los seres queridos es fundamental para que la embarazada afronte esta nueva etapa, la cual se caracteriza por estar llena de dudas y miedo a lo desconocido; el marido deberá contenerla todo el tiempo que ella lo requiera.

Deja tus preguntas y comentarios aquí!

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.