Inicio Salud y Prevención Hipertensión en el embarazo: descubrirla a tiempo

Hipertensión en el embarazo: descubrirla a tiempo

1379
Definición: elevación de la tensión arterial por encima de los parámetros considerados como normales durante la gestación.

Todos estamos al tanto de que una mujer que sufre hipertensión arterial si es adecuadamente controlada no tiene por qué sufrir problemas durante el embarazo o el resto de su vida; pero también estamos al tanto de que la hipertensión en el embarazo, en especial la de tipo aguda (con cifras superiores a 180/11mmHg) puede ocasionar eventos desafortunados tales como el desprendimiento prematuro de placenta, sufrimiento fetal y problemas renales en la madre.

Es relevante ajustar el tipo de medicamentos para controlar adecuadamente este mal; cuando estamos embarazadas debemos pensar que los controles serán más estrictos y así detectaremos la aparición de problemas que puedan surgir. La hipertensión durante el embarazo puede llegar a causar la muerte de la madre y morbi-mortalidad fetal si no se trata correctamente y a tiempo, las pacientes embarazadas hipertensas están predispuestas al desarrollo de complicaciones las cuales pueden ser mortales (coagulación intravascular, hemorragia cerebral, insuficiencia hepática, etc.). Aunque solo el 10% de las mujeres embarazadas presentan este mal, la aparición del mismo se asocia a diferentes etnias y al área geográfica en donde se habite.

Características

Es muy importante realizar tomas de presión arterial preventivas periodicamente durante el transcurso del embarazo
Es muy importante realizar tomas de presión arterial
preventivas periodicamente durante el transcurso del embarazo

La presión arterial suele descender cuando la mujer queda embarazada, en particular durante el primer trimestre alcanzando incluso hasta valores de 15 mmHg menor a la presion previa al embarazo; estas fluctuaciones tienen lugar tanto en pacientes normotensas como en aquellas hipertensas crónicas. La hipertensión arterial puede clasificarse en varios grupos: hipertensión crónica, Preeclampsia- Eclampsia, Preeclamsia sobreimpuesta e Hipertensión Transitoria. La primera es la hipertensión que está presente y puede observarse previo al embarazo; la misma se diagnostica desde el comienzo del embarazo y persiste más allá del día 42 luego del parto.

La Eclampsia, por su parte, es el desarrollo de convulsiones que suceden de la encefalopatía hipertensiva en una paciente preeclámptica, su incidencia se calcula de 1 a cada 2000 partos. Las convulsiones que se presenta aquí son parecidas a las que observamos en la Preeclampsia, en algunas ocasiones, el cuadro puede estar constituido por auras, hiperirritabilidad y dolor epigástrico. Entendemos por Preeclamsia el incremento de la presión arterial acompañada de edemas después de la semana 20 de gestación, los síntomas que observaremos aquí serán: aumento de la presión diastólica y sistólica. Las mujeres más propensas a contraer esta patología son las que sufren de diabetes, obesidad, hipertensión crónica, o quienes tienen un historial familiar que la incluyen. Dentro del grupo de hipertensión en el embarazo, tenemos la Preeclampsia sobreimpuesta, la misma se diagnostica basándose en el aumento de los valores tensionales junto a la aparición de edemas generalizados; por últimos está la Hipertensión Transitoria, la misma es el desarrollo de la presión arterial durante el embarazo o en las primeras 24 horas post parto, ésta es una fase Prepoteinúrica de la Preeclampsia; la misma suele aparecer cuando la mujer ya ha tenido al menos dos embarazos más.

Diagnóstico y tratamiento de hipertension durante el embarazo

embarazo-hipertension-eclampsiaPara realmente saber si padecemos de hipertensión en el embarazo es necesario realizar algunos estudios cruciales que nos permitirán manejar esta patología (en caso de tenerla) durante este período. Los pacientes que presentan presión normal durante el embarazo pero que han padecido alguna vez Hipertensión arterial en embarazos previos, que son diabéticas, que tuvieron hipertensión arterial previa, que son portadoras de enfermedades del colágeno o de alguna patología renal entonces tienen un elevado riesgo de presentar complicaciones que se relacionan con esta enfermedad. Es necesario que exista una supervisión médica continua para poder manejar mucho mejor la situación, es recomendable no automedicarse en estos casos como tampoco bajar abruptamente de peso si la paciente es hipertensa aguda. Tampoco se debe consumir tabaco ni alcohol. Cuando la hipertensión durante el embarazo alcanza o supera los niveles de 100 mmHg de presión diastólica, entonces se debe empezar un tratamiento antidepresivo farmacológico; la droga más recomendada es la Alfa metil Dopa en dosis de 500- 2000 mg/día, la misma no altera el monitoreo fetal.

Deja tus preguntas y comentarios aquí!

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.