Inicio Salud y Prevención Ecografías durante el embarazo: fotos y tipos

Ecografías durante el embarazo: fotos y tipos

1427
Se denomina ecografía al método de diagnóstico por imágenes, inocuo para la salud de las personas (es decir que no entraña riesgos) que utiliza ultrasonidos los cuales son captados por un receptor para generar imagen.

La mujer embarazada es un caudal de sensaciones nuevas que muchas veces llegan a ser opuestas; por un lado tienen la excitación de estar criando durante meses un niño dentro de ellas, pero al mismo tiempo empiezan a aparecer las dudas y la inseguridad. Solemos preguntarnos si realmente estamos preparadas para traer un hijo al mundo, si podremos educarlo como se merece como mantenerlo. Más allá de estas incógnitas que luego se evaporarán con el correr de los meses, nos surgen los miedos; miedo a que el niño no se geste como corresponda, a que tenga alguna anomalía o a que se produzca algún inconveniente durante el embarazo; para evitar estas situaciones el mundo tecnológico ha originado los que se conoce como las ecografías. Éstas nos darán a conocer la primera imagen de nuestro bebé, al principio puede que la notemos poco expresiva pero el médico nos explicará qué es lo que estamos viendo dentro del útero.

No todas las madres tienen los mismos sentimientos al ver las ecografías, para algunas aumentará la angustia del embarazo mientras que para la mayoría provocará una mayor exaltación y ansiedad, se intensificará mucho más la comunicación de madre a hijo. Hasta que no se ve la ecografía por primera vez el bebé permanecía en secreto, sólo podíamos imaginarlo en nuestra mente o sueños, pero este medio ha modificado completamente la percepción del niño, lo coloca en el centro de la escena exponiéndolo a nosotros. Mediante las ecografías podremos ver su silueta, como succiona sus dedos, sus movimientos, como respira, etc.; pero este método inteligente no puede saberlo todo, es simplemente una exploración fiable que matará (o no) esa ansiedad de saber cómo es el niño que llevamos dentro.

ecografia-en-embarazoLa cantidad de ecografías necesarias en un embarazo normal

El número de ecografías que podemos tener es bastante relativo, la que se realiza precozmente al inicio del embarazo no es imprescindible, excepto que no estemos seguras de nuestra última menstruación o si padecemos de pérdidas vaginales.

La primera ecografía necesaria desde el punto de vista médico es el que se realiza a la semana 7 u 8º sin menstruación; es aquí en donde se puede fijar al período de embarazo y la fecha probable de parto. En este momento también sabremos cuántos bebés vienen en camino, divisaremos a su vez la medida del pliegue nucal del embrión los que nos dirá también si existe alguna malformación. La segunda ecografía debe realizarse a mediados del embarazo, cuando el bebé se encuentra completamente formado, con esta ecografía visualizaremos los órganos y detectaremos posibles anomalías tales como amniocentesis que suele darse en varios casos. En este período podemos ver el largo de los huesos, los diámetros torácicos y abdominales, la medida de la cabeza, etc. La última ecografía llegará recién al octavo mes, aquí ya nos cercioraremos de todo: si el bebé ha crecido como correspondía, si existe cantidad suficiente de líquido amniótico, si la placenta está madura, etc. Como vemos las ecografías necesarias durante el embarazo son sólo tres, pero pueden realizarse otras en casos particulares: por si aparecen pérdidas de sangre, si notamos que el volumen de embarazo no concuerda con los meses de gestación, o si en alguna de las ecografías “obligatorias” no pudo observarse un órgano fetal.

tipos-de-ecografiasLas ecografías de hoy

Seguramente que cuando nosotros nacimos las ecografías eran bastante primitivas, es decir, en blanco y negro; actualmente las ecografías han evolucionado en dimensiones inimaginables, muchas de ellas son en color y en tres dimensiones. Las de color nos permite ver mejor los vasos sanguíneos del niño y por ende medir el flujo de sangre que se hace presente; las ecografías de tres dimensiones permite un examen más sofisticado de la morfología del bebé y ayuda a detectar la presencia de malformaciones. Las ecografías a color y en tres dimensiones también son más favorables a la hora de tener que conocer el sexo del bebé; debido a sus mejores resoluciones, los gráficos son muchos más claros. La ecografía, sea cual fuere es muy importante dentro de la vida de la embarazada, en especial si se notan cambios anormales durante la gestación del niño, por eso es necesario, al menos, realizar las tres ecografías obligatorias y así salvaguardar la integridad física del bebé.

Deja tus preguntas y comentarios aquí!

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.