Inicio Salud y Prevención Auditoría en riesgos laborales externa

Auditoría en riesgos laborales externa

790
auditoría en riesgos laborales

En algunos artículos de nuestro sitio habíamos hecho referencia a todos aquellos organismos que se encargan de asegurarse de que las empresa cumplan con los requisitos y las normas establecidas por la legislación que los obliga a tener una planificación sobre al prevención de riesgos laborales y justamente esto lo comprueban gracias a una auditoria en riesgos laborales las cuales son realizadas periódicamente.

Pero ¿En qué consiste una auditoría en riesgos laborales?. Básicamente se trata de un control realizado por un agente externo a la empresa, en este caso un técnico inspector, el cual visita todas las instalaciones de una empresa, sin importar a que se dedique la misma para asegurarse de que se cumplan todas las reglas correspondientes a la seguridad laboral y que al mismo tiempo se tengan diferentes planes de prevención para riesgos laborales. Este tipo de auditoria se denomina como auditoría en riesgos laborales externa, ya que quien la realiza no tiene nada que ver con la compañía auditada.

Generalmente estas visitas no son anunciadas y son mucho más seguidas de lo que la mayoría de la gente piensa, de hecho es importante tener en cuenta que muchas de las auditorías en riesgos laborales que se realizan por año en muchas empresas, son llevadas a cabo debido a las denuncias anónimas de varios trabajadores quienes temen por su seguridad cuando la compañía no cumple con las medidas correspondientes.

Generalmente cuando una empresa no cumple con lo establecido por las normas de seguridad laboral, es probable que sea cerrada o clausurada hasta que quienes son responsables de la gestión de riesgos laborales presenten un plan para la prevención de los mismos, y así puedan reabrir sus puertas pero esta vez cumpliendo con las normas. Desafortunadamente son muchas las empresas que prefieren ignorar estas pautas, sin medir las consecuencias que esto les puede llegar a traer y de hecho muchas de ellas con demandadas por negligencia de la mano de sus propios empleados. En el caso de que una empresa sea clausurada y luego reabierta y aún así siga sin cumplir con las normas de seguridad laboral, lo más probable es que sus puertas se cierren para siempre, y por su parte, los responsables pueden llegar a cumplir penas de hasta 10 años de prisión en algunos países ya que se considera que se está poniendo en riesgo la vida de los trabajadores.

Deja tus preguntas y comentarios aquí!

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.