Inicio Salud y Prevención Actividad laboral durante el embarazo

Actividad laboral durante el embarazo

1334
Temática ligada a la actividad física y mental durante el período gestante.

Muchas de las mujeres se rehúsan a quedar embarazadas porque creen que la mayor parte de sus actividades finalizarán al menos durante un período de un año; aunque es verdad que ciertos hábitos, comportamientos y actividades necesariamente deben modificarse, el estar embarazada no es algo terrible para nuestras labores. Una de las más frecuentes preocupaciones suele relacionarse con el trabajo; desde que la mujer ha tomado protagonismo en esta sociedad trabajar se ha convertido en una de sus aficiones principales, pero es lógico que si estamos embarazadas algunas de las acciones deben cambiar.

¿Cómo desarrollar la actividad laboral durante el embarazo?

La actividad laboral durante el embarazo es posible sólo que debemos tomar ciertas precauciones para que nuestro niño crezca sano y sin riesgo dentro de nosotros.

Para aquellas mujeres que todavía siguen pensando que la actividad laboral durante el embarazo no es posible, tenemos que recordarle que este mito no es válido; no existe ningún motivo por el cual no debamos seguir trabajando, sólo basta con tomar algunas precauciones.

Recomendaciones
Se pueden practicar deportes no intensos en un embarazo normal.
Se pueden practicar deportes no intensos
en un embarazo normal.

No es nuevo el dato que dice que cuanto más descansemos mejor será la circulación de la placenta y más favorable será el crecimiento del feto, es por eso que siempre se le aconseja a la futura mamá descansar más de lo habitual aunque también puede seguir trabajando sólo que deberá seguir ciertas normas. La primera regla de la actividad laboral durante el embarazo es no permanecer mucho tiempo de pie ni tampoco cansarse demasiado; se debe aprender a poner un alto antes de que nos fatiguemos demasiado. En caso de que sea necesario que nos agachemos y levantemos con frecuencia, será conveniente que hagamos esta acción doblando la rodilla y nunca la espalda; si trabajamos en una oficina, nuestra posición en la silla debe ser erguida manteniendo los pies ligeramente elevados sobre un pequeño taburete.

No debemos levantar objetos que sean muy pesados, esto es muy perjudicial; también es necesario medir el ritmo en que nos movemos ya que al tener un peso diferente no solemos manejar apropiadamente nuestro cuerpo y pueden ser muy probables los resbalones como los golpes, siempre debemos caminar despacio. Tenemos que realizar ejercicios de relajación, en especial si trabajamos en una oficina, el estrés es muy nocivo para el embarazo; los ejercicios de estiramiento también son muy favorables en esta condición, sobre todo si permanecemos mucho tiempo de pie.

Trabajos riesgosos

Dijimos que la actividad laboral durante el embarazo puede realizarse sin ningún problema, pero debemos aclarar que esta afirmación sólo incluye a aquellos lugares que no representan ningún riesgo para nuestra salud. El médico será quien evaluará si el trabajo que llevamos a cabo representa algún posible problema y a su vez será éste quien nos recomendará las medidas que debemos tomar en cada caso.

Se pueden realizar trabajos físicos moderados con la autorización de su médico de cabecera.
Se pueden realizar trabajos físicos
moderados con la autorización
de su médico de cabecera.

La evaluación del lugar de trabajo incluye: el tipo de área, horario, es decir la carga horaria; el tipo de tareas que realizamos allí, sus características ambientales y los materiales con los que debemos trabajar. Existen 4 áreas consideradas de riesgo en donde la mujer embarazada no puede trabajar; las dependientes (limpieza), las del personal sanitario, el área de obra y el área de construcción; en estos casos se requiere de manipulación de sustancias tóxicas, contactos con radiaciones, enfermedades infecciosas o posturas como esfuerzos no recomendables. No importa de qué sector dependamos, si queremos llevar a cabo la actividad laboral durante el embarazo es necesario saber que no podemos llevar cargas de más de 10 kilos, trabajar en ambientes fríos, húmedos o secos, hacer turnos rotativos, trabajar bajo la influencia de ruidos y vibraciones de máquinas o desplazarnos diariamente más de una hora y media. Los trabajos más recomendados durante el embarazo son aquellos que no demanden ningún esfuerzo ni nos expongan a situaciones riesgosas tales como enfermedades; por eso se dice que le trabaja más tranquilo y beneficioso para una embarazada es aquél que se da en una oficina. Recordemos siempre que la actividad laboral durante el embarazo es posible, sólo debemos ser cautas con nuestras acciones y tomar las precauciones necesarias.

Deja tus preguntas y comentarios aquí!

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.