NEBULIZADORES: UNA AYUDA PARA LA FAMILIA

Definicion: Aparato usado para transformar un líquido en pequeñas partículas inhalables.

> ABCpedia > Salud y Prevencion > Nebulizadores

Recomendar

Una herramienta siempre útil en el hogar : el nebulizador

El nebulizador es una herramienta que nos ayuda a mantener un buen estado de salud, aunque no es utilizado por la mayoría de los individuos no deja de ser necesario en muchos casos. Mediante este artefacto podemos tratar diversas enfermedades tales como el asma, las alergias y la inmunología; su practicidad y eficiencia lo han tornado el elemento médico más confiable. Los médicos de las antiguas y nuevas escuelas siempre recomiendan nebulizarse para eliminar las afecciones de las vías respiratorias.

nebulizador

Si tenemos que definir lo que es un nebulizador podríamos decir que es un tipo de inhalador que atomiza una neblina química de un medicamento determinado, aunque muchas veces para eliminar problemas leves como catarros o gripes, suele emplearse únicamente una solución hecha con agua y sal. La inhalación se hace a través de una mascarilla usando oxígeno o aire bajo presión; la boquilla que utilizamos para inhalar se conecta a una máquina a través de un conducto confeccionado en plástico que nos suministra el medicamento. Las máquinas ultrasónicas son usadas por aquellas personas que no pueden utilizar un inhalador de dosis controlada; este es el caso de niños o bebés. El nebulizador emplea medicamentos que le ayudan al niño a aflojar las flemas, los mocos y el catarro que se establece en los pulmones; mediante el uso de este aparato el niño podrá eliminar los males fácilmente tosiendo y relajando los músculos de sus vías respiratorias. Todo esto hace que el aire de los pulmones pueda entrar y salir en mayor cantidad; el inhalar cierto medicamento directamente a los pulmones hace que el efecto que se logra con los convencionales jarabes sea mucho más rápido y eficiente. Por lo general el tratamiento por nebulizador requiere de 15 a 20 minutos para que nos brinde resultados.

¿Cómo usar el nebulizador?

Aunque el uso de esta máquina no es para nada difícil, si existen ciertas pautas que debemos seguir cuando vamos a nebulizarnos. Los medicamentos que consumiremos pueden suministrarse de diferentes formas y a su vez existen distintos tipos de nebulizadores, uno para cada medicamento.

Encontramos el nebulizador para el asma, el cual debemos utilizarlo mínimamente 2 veces al día si padecemos fuertemente este trastorno; tenemos nebulizadores mucho menos complejos que se utilizan de forma habitual cuando algún miembro de la familia padece tos o catarro, etc. Este artefacto está formado, como dijimos antes por un compresor de aire que convierte el medicamento en vapor, para utilizarlo debemos primero conectar el aparato a la toma de corriente, luego preparar el medicamento. Es importante higienizar nuestras manos antes de preparar la solución; mediremos la cantidad correcta de remedio que nos fue recetada y lo depositaremos en el pequeño compartimiento. El nebulizador siempre debe permanecer limpio de lo contrario el medicamento no hará efecto; añadiremos la mascarilla hacia la boca, conectaremos el tubo y por último encenderemos la máquina. Permaneceremos aspirando la solución no menos de 15 minutos, una vez que el tratamiento haya concluido, retiraremos la mascarilla y la lavaremos con agua caliente sin utilizar químicos ya que pueden alterar la próxima medicación.

nebulizador ultrasonico

Durante el tratamiento

Cuando un niño utiliza un nebulizador por primera vez puede sentir miedo, esto se debe a que las máquinas más antiguas suelen producir altos ruidos que asustan al pequeño, por eso se recomienda al padre permanecer junto al niño durante todo el procedimiento de nebulización. En caso de que el niño vomite o padezca severos ataques de tos, detendremos el aparato y lo dejaremos descansar algunos minutos, luego continuaremos. Debemos chequear el estado del aparato, al menos una vez al mes, en especial si no lo utilizamos ya que puede ser probable que necesite de nuevos filtros.
Si llevamos a cabo tratamientos de este estilo pero no notamos mejorías con el correr del tiempo, entonces debemos acudir al médico ya que la enfermedad pudo haber avanzado y los remedios utilizados en el aparato son ineficientes. En ese caso, seguramente, se nos recetará un medicamento más fuerte.

Realice una búsqueda de contenido en nuestro sitio