Inicio Misceláneas Humidor (o humectador): usos y tipos

Humidor (o humectador): usos y tipos

1760
humidor de tabajo

El humidor no posee gran popularidad en los países europeos o Latinos, esto se debe a que el 80% de los fumadores sólo opta por fumar cigarrillos convencionales, es decir aquellas marcas que se consiguen fácilmente en los kioscos. Para utilizar un humidor necesitaremos consumir otra clase de cigarros, mejor dicho, habanos; allí es donde se colocan para evitar que los mismos se resequen y pierdan su sabor. No podemos olvidarnos que un gran porcentaje de la sociedad mundial es consumidora potencial de tabaco, no interesa de que clase; los mentolados, los fuertes, los suaves, los rubios, negros, etc., todos se venden en demasía alrededor del mundo. Los habanos son de los más populares debido a su incomparable sabor, y también porque posee un nivel menor de nicotina que el resto, es decir son mucho más naturales. Pero para mantener dicho sabor, necesariamente deben conservarse en un humidor correctamente cerrado.

¿Cómo se puede mantener la humedad constante de algo? Un humidor es la respuesta

Podemos definir a un humidor como un recipiente cerrado que permite una mínima ventilación manteniendo una humedad relativa constante dentro del mismo, esto lo hace a través de un dispositivo. A su vez cuenta con un artefacto que se conoce como higrómetro, el mismo es el encargado de medir la humedad y así determinar cuál será la que el habano necesitará para permanecer intacto. Por afuera está construido como una obra de arte, tapa firme y trabajada, bisagras y un formato que puede variar dependiendo de la longitud del habano; el humidor también es conocido como humectador.

Características de los humidores

foto de humidor de habanosLos puros son bastante complejos si debemos hablar de su cuidado, la temperatura de almacenamiento no debe ser inferior a los 16ºC, ni mayor a los 18ºC; su humedad debe rondar el 71%. Si llegamos a obtener esta temperatura, podemos decir que estamos recreando de alguna forma un clima tropical evitando que se sequen y que se pongan frágiles, podemos conservarlos en el humidor durante mucho tiempo sin correr el riesgo de que se deterioren.

Podemos definir al humidor como una fuente de humedad de tipo permanente, su dispositivo (mencionado previamente) se denomina higrostato y suele estar hecho de esponja o tubo de plástico; éste es elemento principal del humidor ya que será el encargado de liberar la humedad. Créase o no, este método remplazó a los antiguos corazones de manzana.

Elección del correcto humectador

Aunque parezca algo simple, elegir un humidor que mantenga en buen estado a nuestros habanos no es fácil, existen varios criterios que debemos tener en cuenta lo cuales no pueden ser dejados de lado. Lo primero es su capacidad, la misma va a depender de la cantidad de puros que queramos conservar y a su vez, su correspondiente tamaño; de todas formas se recomienda adquirir un tamaño mayor del que tenemos previsto. Lo segundo es su construcción; debemos examinar rigurosamente su confección, las ensambladuras deben ser perfectas, las esquinas deben estar bien bordeadas. Debemos también revisar su tapa como el cierre, ambos deben encajar perfectamente pero no herméticamente, porque no nos olvidemos que debe existir una renovación de aire para mantener húmedo a los habanos.

Su peso debe ser conveniente y proporcional, si la tapa es muy pesada probablemente se torne un problema, ya que cuando se abra arrastrará el cuerpo del humidor esparciendo los puros. Si la dejamos a medio abrir puede llegar a lastimarnos los dedos porque puede cerrarse imprevistamente. El higrostato también debe ser un elemento que debemos revisar cuidadosamente, sus características de funcionamiento tendrán que ser perfectas, sin falencia alguna, con respecto al cuidado que debemos darle, hay que rellenar con agua su esponja periódicamente. El interior puede estar forrado con madera de cedro debido a sus propiedades higroscópicas que favorecen a la fusión de los tabacos que el puro contiene; por último, debemos pensar en su facilidad de transporte como en su seguridad; con respecto a la primera, los humidores grandes necesitan asas. Por otra parte podemos optar por un modelo que contenga cerraduras para evitar que se abra por accidente o que alguien manipule nuestros habanos.

1 Comentario

  1. la parte donde ha de ir el agua , es un tubo de cristal con los extremos metálicos y esos extremos van a rosca. Es ahí donde tengo que poner el agua?

Deja tus preguntas y comentarios aquí!

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.