Inicio Deportes Extremos Senderismo aventura

Senderismo aventura

848
senderismo

El senderismo es una actividad deportiva que, a diferencia del trekking, se realiza sobre caminos homologados y señalizados por un organismo propio de cada país. El fin del senderismo es lograr que las personas se involucren con el medio natural y que conozcan la zona como así también todo lo inherente a ella, ya sean elementos culturales o etnográficos tradicionales. Esto se realiza mediante vías de comunicación tales como caminos y senderos. Sabemos que el senderismo suele confundirse con otras actividades similares debido a que tienen algunos rasgos en común como con, por ejemplo, el trekking y el montañismo. En el caso del trekking, es fácilmente confundible con el senderismo hasta el punto que puede considerarse como precursor de esta.

La gran diferencia que existe entre el trekking y el senderismo es que el primero no cuenta con caminos homologados y señalizados y tiene seguridades preestablecidas las cuales no tienen los recorridos del trekking. Además, estos tienen duraciones variables mientras que los del senderismo generalmente se limitan a un día. En el caso del montañismo, se define como una actividad donde la persona que lo practica debe ascender montañas ayudado por equipamiento y a su vez con un entrenamiento previo y utilización de técnicas mucho más profesionales. Además, los recorridos que se marcan en el montañismo son mucho más complejos y peligrosos que los que se aprecian en el senderismo y obviamente no están dedicados a toda la población como pasa con este último.

Los senderos homologados pueden definirse como caminos pre-establecidos que están señalizados mediante un sistema de signos aprobados por comités los cuales exigen que estos cumplan con normas específicas los cuales protegen a la persona que desee transitarlo de cualquier peligro, ofreciéndole seguridad y calidad. Estos senderos son mantenidos y cuidados por organismos de gobierno dedicados exclusivamente a esto, y que buscan mantenerlos siempre señalizados y acordes a las especificaciones que deben cumplir. Las características más comunes de los senderos incluyen ser aptos para que cualquier persona puede transitarlos, que estén disponibles todo el año y tener como primer objetivo mostrarle a aquel que recorre un paisaje histórico, etnográfico o que alguna otra característica de ese medio natural como la flora, fauna, etc. Por otra parte, estos senderos deben fomentar el senderismo, es decir, deben estar hechos de forma que la gente se interese en continuar realizando esta actividad. En lo que respecta al terreno en si, estos caminos deben evitar desniveles o ascensión a montañas debido a que no todas las personas se encuentran en condiciones físicas o de salud para realizar hazañas como esas. Por último, los senderos deben contar con una suerte de guía gráfica para que aquel que lo transita pueda informarse sobre lo que esta observando, algún suceso histórico que se haya dado en esa zona, o cualquier tipo de aspecto cultural.

Deja tus preguntas y comentarios aquí!

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.