Inicio Construcción y Materiales Las tuercas

Las tuercas

1298

tuercasEn esta gran categoría de contenido haremos mención de elementos que forman parte de la industria en general, las que confeccionan en grandes producciones en las fábricas metalúrgicas, con máquinas y procedimientos que hoy son automáticos, pero que en el pasado eran manejados por varios obreros que trabajaban en una línea de producción. Sí, estamos hablando de las roscas. Cuando compramos una bicicleta, una moto, un elemento para hacer gimnasia, u otros objetos de uso, rara vez pensamos en las tuercas, solo nos abocamos al tema del armado de ese elemento que formará parte de nuestra vida. Pero hete aquí, de la importancia de las mismas, para acoplar las diferentes piezas de los elementos desmontables y desarmables que adquirimos, sean estos cuáles sean.

¿Para qué sirven?

En esta oportunidad, nos dedicaremos a hablar acerca de las tuercas, que forman parte de la piezas fundamentales del armado de cualquier elemento de metal, de madera, de plástico, de acero, de chapa, de PVC, de goma, es decir de todo el abanico de posibilidades para fijar y apretar los elementos requeridos. Es decir que estamos afirmando que estas roscas son de vital importancia en la industria, en la empresa, en el hogar, etcétera.

tuercas-tiposSi tenemos que dar las principales características de ellas diremos en principio que se trata de elementos que tienen un orificio en el centro y en su parte interna tienen la zona dentada a modo de roscas para precisamente enroscar las piezas y unirlas unas a otras, mediante otros elementos muchas veces que van juntos, las arandelas. Las arandelas forman parte casi siempre de las roscas sean estas cuales sean, son para que la pieza no esté en contacto con esa tuerca y la marque por ejemplo para sujetar elementos de madera, de plástico, o de metales, que al paso del tiempo pueden quedar marcas, eso es lo que hace la arandela, no permitir que se forme esa marca indeseable.

Hay disímiles y unas son diferentes a otras, esto también tiene una explicación, son para trabajos distintos cada uno, entre las que encontramos las de formas mariposas, las ciegas, las hexagonales, las que son específicamente confeccionadas para texturas como maderas, plásticos, PVC, y otras. Los tamaños también tienen que ver con los espacios en los que serán usados, por ejemplo no podemos comparar con un embalaje que viene del extranjero, que trae dentro de él un cargamento de herramientas para armar, que las que se usan en una bicicletería, naturalmente que el tamaño de este último uso es mucho más pequeño y tal vez más rudimentario que en el caso anterior. Lo cierto es que las vemos en todos lados, por ejemplo en esa silla en la que estamos sentados puede que tenga tuercas hexagonales, las que no habíamos visto o ni siquiera reparado.

Si pensamos en ellas también pensamos en los tornillos que son los que se ajustan a lugar preconcebido, así forman el conjunto casi inseparables, las tuercas, los tornillos y las arandelas, correspondientes al mismo tamaño. ¿Dónde se compran?, pues en las ferreterías de barrio, en los grandes hipermercados de la construcción, en casas de repuestos, etcétera.

Para tener una idea somera del tema, diremos que las que tienen seis caras son las hexagonales, las cuadradas cuatro, las ciegas tienen forma de cilindro, las mariposas, en esa forma amariposada, pero todas coinciden en las roscas internas, para lo que fueron creadas. Hay dentro de las fábricas que tienen la tarea de fabricarlas, un control de calidad en cuanto a las producciones, y es en las líneas finales en donde el producto ya está por ser embalado para salir al mercado, por ello es muy difícil que tengan errores de fabricación, rebabas, o que no tengan rosca. Se las puede comprar en las ferreterías por ejemplo por kilo, (las más chicas), por cada una si son de tamaños o formas especiales, o por docena, la cuestión que tienen precios diferentes pero en general no son elementos caros.

Se la coloca mediante pinzas, también llamadas llaves, o pueden tener nombres específicos según las tuercas que deban ajustar, por ejemplo las llaves allen que ajustan elementos pequeños, también se las puede colocar con una simple fuerza de las manos de una persona adulta, las tuercas mariposas, por ejemplo que vemos en los tendederos de nuestra casa, que con un simple girar ya las tendremos ajustadas en sus respectivos lugares.

El orificio también puede variar, según el lugar al que será colocado, lo que también depende del tornillo que se empleará. Hay llaves en el mercado para cada tuerca, que son más o menos universales, y se ajustan a ellas de manera muy sencilla, luego lo que tenemos que hacer es enroscar hasta que las piezas queden bien justas en el lugar sin ningún movimiento. También hay maquinaria dinamométrica para ajustar esos elementos, para casos de la industria pesada o de gran porte, que se requiere otro tipo de fuerza.

Deja tus preguntas y comentarios aquí!

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.