Inicio Construcción y Materiales Tornillos sin cabeza

Tornillos sin cabeza

3092

tornillos-sin-cabezaLos tornillos son casi símbolo de la industria, y ocupan lugares trascendentales en diferentes trabajos de mecánica acompañados por las arandelas y las tuercas. El mercado presente dispone de una variedad creciente de elementos en cuanto a tonillería, y las empresas que se encargan de su confección proliferan. En estas líneas y siguiendo con nuestro compendio de artículos de tornillos y roscas, vamos a presentar a los tornillos sin cabeza, que son usados en la industria para espacios muy puntuales. Este tipo de tornillos, son usados, con las arandelas y las tuercas, en trabajos de mecánica y se presentan en todas las medidas, y en todos los tamaños que usaremos de acuerdo a nuestras necesidades.

Para trabajos especiales

Los tornillos, se pueden clasificar en varias formas, por su dimensiones, por sus materiales, por su longitud, y por la forma de su cabeza, pero cuando esta es inexistente, como sucede, con los tornillos sin cabeza, tienen una forma roscada, de principio a fin que se insertan en los orificios de las superficies, y se fijan y aprietan con sus respectivas tuercas. Esta es la forma más popular de definirlos para todos los conozcan inclusive, para las personas que no son del rubro.

Son tornillos que tienen roscas en ambos lados, es decir en los dos extremos, y en cada caso pueden tener diferencias en las longitudes de las roscas, es decir que mientras que un extremos se enrosca de una manera, para una de las partes de la pieza, del otro extremo, se hace de otra muy diferente, esa es la función para lo que fueron creados los tornillos sin cabeza. Son muy usados cuando se necesitan por alguna razón, unir piezas acopladas unas de otras, que no necesiten desplazarse ni girar, y en los orificios o partes de piezas que hay espacio suficiente, como para poner un tornillo con cabeza sea esta de forma hexagonal o cuadrada.

tornillos-sin-cabeza-disenoCuanto más resistencia ofrezcan los materiales a trabajar, se colocarán los extremos más cortos, y los extremos más largos para las superficies de resistencia media, o nula. En el mercado de la actualidad existen diferentes tipos de tornillos sin cabeza, y cada uno de ellos tienen asignada una tarea en las aplicaciones, así de esa forma encontramos tornillos que se enroscan en un extremo de una manera y en el otro de otra muy diferente, además hay que decir que no en todos los casos en la totalidad de las espigas están cubiertas de roscas, sino que en algunas oportunidades, hay tramos sin rosca, que pueden ser en los extremos o en las partes medias del tornillo del que estamos hablando. Para colocarlos, tarea que para muchos es muy sencilla, se necesitan las herramientas adecuadas. Así, mientras que en un extremo se enrosca en el otro hay que hacer las veces de soporte para que este no se mueva, y no permitir el deslizamiento.

Los tornillos sin cabeza, también se los conoce como tornillos espárragos, que llevan ese nombre al ser solamente una espiga lo que les da el aspecto más alargado de los tornillos que tienen sus cabezas. Se presentan en varios materiales, siendo los más usados los de acero, los de acero galvanizado, inoxidables, latón o hierro tratado, en plástico, en PVC, y en otros materiales varios. Muchas veces los tornillos sin cabeza, que queremos desmontar, ya sea para reparar alguna pieza, o para cambiar el tornillo en sí, ofrecen más dificultad de los tornillos que tienen la cabeza sea de la forma que sea, es por ello que hay que tener las herramientas necesarias y los lubricantes para poder quitarlos, sobre todo cuando ya llevan muchos años en ese sitio.

En primer lugar, hay que ver de qué manera ha sido enroscado ese tornillo, para saber que al sacarlo se necesitará girar de manera contraria, no debemos hacer presión en contra del tornillo porque lo que conseguiremos es que este quede más introducido aún. Usar el destornillador correcto, nos puede ayudar más, o se puede hacer con una llave de tubo, que hará las veces de fuerza hacia arriba, además hay en el mercado extractores de tornillos que se pueden adquirir en los grandes supermercados de la construcción, las que desarman mediante las roscas que tienen en sus puntas. También, para quitar tornillos sin cabeza, se pueden usar otras herramientas que hacen ranuras alrededor del tornillo viejo, y así en pocos segundos, el tornillo estará en nuestras manos porque una vez que el tornillo asoma a la superficie, por más que sean solo unos milímetros, la tarea es mucho más sencilla, y con un destornillador común podremos extraerlo sin ningún tipo de problemas.

 

Deja tus preguntas y comentarios aquí!

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.