Inicio Construcción y Materiales Tornillos galvanizados

Tornillos galvanizados

1389

tornillos-galvanizadosAntes de comenzar con la explicación, diremos que el galvanizado es un proceso por el cual las piezas a cubrir, tienen a partir de allí mejor adaptabilidad a condiciones extremas, eso lo vemos o por lo menos estamos más acostumbrados a verlos en los objetos de decoración. Si averiguamos en el capítulo de tornillería que hemos preparado, veremos que en la mayoría de los casos para la confección de tuercas y tornillos, como así también en remaches, y bulones, el acero es el metal vedette, es por ello que en este artículo y siguiendo una serie de interesantes notas sobre ferretería, vamos a presentar el tema de los tornillos galvanizados. El acero es el metal que se usa para la industrialización de tornillos como lo dijimos anteriormente, es resistente, durable, y tiene las características necesarias para ser colocado en una infinidad de proyectos y trabajos en la casa, en la empresa y en la industria, sin embargo, el acero puede tener restricciones si se lo coloca sin el tratamiento adecuado, así surgen los tornillos galvanizados, que no es más que un tratamiento electrolítico, mediante corriente continua, que permite que este se trasforme en una pieza que perdure por mucho tiempo en la intemperie, sin problemas.

Una protección adicional al tornillo

Hay muchos procesos muy buenos para cubrir las piezas de metal, pero tal vez el más conocido de todos es el galvanizado. En la actualidad, la reparación por los daños ocasionados por la oxidación en el planeta son multimillonarios, se estima que cada hora una tonelada de acero es afectada en forma completa por la corrosión, es por ello el cincuenta por ciento del acero fabricado, se utiliza para cambiar ese acero afectado, el costo directo es de muchos millones de dólares, por eso es que hay que evitar la corrosión, siendo el galvanizado la técnica más eficiente de todas. Esta solución, aumenta la vida útil del acero a la intemperie, en casi treinta años por lo que el ahorro es enorme.

El galvanizado es un proceso que consiste en que se cubre o se baña un metal con otro, lleva ese nombre porque el descubridor es Luiggi Galvani, que mucho después se descubren otros procesos similares, como la galvanotecnia, y la galvanoplastia. La función esencial de los metales en este caso los tornillos galvanizados es para soporten mejor la intemperie, la humedad inclusive el agua. Los metales más resistentes en materia de tornillos que no necesitan ningún otro proceso de recubrimiento, son el titanio, que es usado en medicina reparadora, en los implantes dentales, el acero inoxidable, y el cobre, en cuyos casos las resistencias anticorrosivas son completas.

tornillos-galvanizados-tiposEl más común de los galvanizados, es el de cubrir las superficies con zinc, generando de esa manera un oxido estable que protege al acero en este caso, o al hierro. Este es un proceso bastante antiguo que se usa para las tuberías de agua, en la que la temperatura no sobrepase los sesenta grados, logrando que la pieza no se corroa aunque esté expuesta a la humedad, al paso del tiempo, y a las inclemencias del tiempo. Esto es porque, como todos sabemos los tornillos forman parte de piezas que se colocan para fijar otras y así formar parte de una carga, y si la exposición es prolongada, se pueden provocar daños en la superficie, eso provocaría que tendríamos que quitarlos permanentemente y esa no es la idea, en la colocación de los tornillos en techos, en tinglados, etcétera.

Es cuando en las superficies que van a estar en la intemperie, se colocan los tornillos galvanizados, que son híper resistentes, y tienen otra adaptabilidad, a cualquier trabajo. La fabricación de los tornillos galvanizados son idénticas a otros tornillos del mercado, solo que estos reciben en la zona de bañado de zinc el proceso por el cual los hará más durables, y resistentes a la corrosión. El zinc se encontrará en estado líquido a temperaturas superiores a los 400 grados, en las zonas en donde los tornillos reciben, todos, el baño, y luego del proceso se los deja secar para prepararlos para el embalaje que los llevará a los centros de consumo.

Demás está decir que la técnica de galvanizado en los tornillos, tuercas, y remaches es la más común de todos los procesos. Los tornillos galvanizados, pueden tener las formas, los tamaños, y las aplicaciones que sean, eso no impide de aplicarles la técnica. No solo el mercado tiene tornillos galvanizados, sino que hay muchas piezas que reciben este proceso para protegerlas de los mismos elementos, cuando se requieren acabados uniformes en los elementos de metal de uso. Todas las superficies tratadas con el proceso del galvanizado, pueden ser soldadas, enceradas o pintadas y barnizadas según nuestros gustos. Compramos este tipo de tornillos en cualquier ferretería del mercado, y por ello, no cuestan mucho más que otros. Las empresas son varias, pero las mejores son pocas, es un proceso que se efectúa en caliente y con tecnología de punta.

Deja tus preguntas y comentarios aquí!

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.