Inicio Construcción y Materiales Tipos de destornilladores

Tipos de destornilladores

1597

tipos-de-destornilladoresEn el campo de la ferretería existen muchas herramientas, entre ellas se destaca el destornillador, una pieza clave para poder desarrollar gran parte de nuestras tareas; es el destornillador, aquel objeto que nos saca de apuros y que nos facilitan tareas complejas. Cuando debemos hablar de los tipos de destornilladores que podemos encontrar en la actualidad, podemos toparnos con un amplio abanico de opciones, modelos y precios; ante todo, a la hora de optar por alguna alternativa, se debe elegir siempre el modelo más conveniente. Muchos se preguntarán ¿Cuál es ese?, y la respuesta es simple, el que pueda brindarnos los mayores beneficios. Si somos electricistas necesitaremos un tipo de destornillador que nos permita realizar tareas relacionadas a este campo, si trabajamos en electrónica o somos instaladores de equipos, debemos buscar los que nos ayuden con estas tareas. Es por ello que debemos ser cuidadosos en la elección e informarnos antes, sobre las cualidades y características de cada modelo.

Los 5 tipos de destornilladores más utilizados

Los destornilladores son muchos y muy diversos, pero existen 5 tipos que son los que más elige la gente, ya sea por aplicaciones o utilidad. La existencia de los distintos tipos de destornilladores responde a la gran cantidad de variantes de tornillos que encontramos en la actualidad. Nosotros repasaremos, a continuación, las particularidades de cada uno para que usted pueda optar por el que más le convenga.

tipos-de-destornilladores-modelosEmpezaremos con los planos, quizás los más comunes junto con los de estrella; seamos técnicos, electricistas o estudiantes, es indispensable tener uno de estos en casa. Son muy necesitados a la hora de elaborar tareas caseras como armar muebles, arreglar puertas y ventanas, cambiar una tapa de luz o para tratar ranuras horizontales. Luego, a nivel de importancia, encontramos a los destornilladores de estrella, o también conocidos como Philips y, como lo dice su nombre, se aplican a tornillos que poseen cabeza de estrella. Como los destornilladores planos, su importancia es vital en cualquier vivienda, por lo que siempre se recomienda tener uno a mano.

El destornillador multi-puntas es, seguramente el menos conocido y suele ser más costoso que los tradicionales, esto se debe a su principal característica, la de contar con diferentes cabezales; esto los hace muy cómodos porque aunque éste tenga un solo mango, las puntas pueden adaptarse a nuestras necesidades. El busca-polos también entra en esta clasificación de los tipos de destornilladores clásicos o que cualquier especialista debería tener; este modelo cuenta con un detector de tensión y esto nos permite a nosotros saber si la corriente llega al punto en el que estamos trabajando. Otra de sus funciones es corroborar si algún cable se encuentra bajo tensión eléctrica. Nos queda ahora hablar de uno de los tipos de destornilladores más ignorados por la gente común (cuando decimos esto, nos referimos a personas que no están acostumbradas a manipular material o herramientas de ferretería) y estamos hablando de los destornilladores de precisión. Estos son muy buenos para trabajos en donde se necesita ser muy detallistas, entonces debemos ser precisos en cada movimiento y contar con un excelente pulso.

Su tamaño es normalmente reducido y su mango posee un plano giratorio lo que hace que utilizarlo sea mucho más sencillo; se emplea fundamentalmente cuando tenemos que trabajar con tornillos muy pequeños. Aunque muchos piensen que saben cómo usar destornilladores, no todos lo hacen de la manera correcta o indicada. Ante todo debemos saber que estos productos vienen en varios tamaños y es por eso que debemos elegir utilizar el que mejor se adapte a la cabeza del tornillo, de lo contrario estaríamos forzando la herramienta lo que conllevaría a una inevitable deformación de la misma.

Debemos ser cautos, los destornilladores tienen punta, lo que hace que podamos pincharnos con él o clavarlo en algún lugar no deseado, lastimándonos con posibles serias consecuencias. Si vamos a utilizar destornilladores de pala, debemos cerciorarnos de que su punta esté correctamente afilada. No se debe utilizar al destornillador, sin importar su modelo o tipo, como cincel o palanca, porque esto solo contribuye a su deterioro. El mango de los diferentes tipos de destornilladores debe mantenerse en perfecto estado, debe calzar perfectamente con la mano y sus superficies no deben estar agrietadas, de lo contrario, al transmitir la fuerza de torsión nos lastimaríamos la mano. Siempre debemos trabajar con un destornillador adecuado a la cabeza del tornillo, la porción final, es decir la punta, no debe tener acuñamiento. Si nuestro destornillador se encuentra con el mango roto, la punta doblada, rota o torcida, debe tirarse de inmediato y ser reemplazado por uno nuevo, si optamos por trabajar con un destornillador en mal estado, no solo el trabajo se dificultará mucho más, sino que estaremos expuestos a lesiones en las manos y otras partes del cuerpo.

Deja tus preguntas y comentarios aquí!

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.