Inicio Construcción y Materiales Herramientas manuales

Herramientas manuales

1052

herramientas-manualesExisten varios tipos de herramientas que nos pueden ayudar en nuestros trabajos como quehaceres domésticos, pero debemos saber bien cuáles son las funciones de cada una, como sus características, de lo contrario, lo más probable es que las estemos empleando o manipulando erróneamente. Esto no es un detalle menor, porque debido al mal uso de las herramientas, muchos fueron los individuos que sufrieron accidentes graves o, al menos, se han pegado tremendo susto. Las herramientas se clasifican a grandes rasgos, en mecánicas y manuales; las herramientas manuales son, quizás, las más conocidas, son las que manipulamos con nuestras manos, sin necesitar alguna fuente de energía o electricidad. Pero para poder instruirnos un poco más sobre ellas, nos introduciremos en su mundo.

¿Qué son y para qué sirven?

Se denomina herramientas manuales (o de mano) a los accesorios (hechos generalmente de metal de acero, fibra, madera, plástico o goma) que se emplean para poder desarrollar, de manera apropiada y práctica, tareas que requieren de energía y esfuerzo. Lo que nos permiten las herramientas manuales, es poder ejecutar dichas acciones, empleando el menor esfuerzo posible. Las herramientas manuales están destinadas, principalmente, a tareas constructivas, de reparación y aquellas que tengan un grado de dificultad considerable; sin ellas sería casi imposible lograrlas.

herramientas-manuales-clasesPara los que no están muy informados respecto a estos productos, les decimos que estas herramientas, se han usado durante mucho tiempo, pero fue recién en el último cuarto del siglo XIX donde se les brindó la relevancia que merecían. Esto sucedió, a las mejoras y los avances tecnológicos de los materiales con los que se las fabricaban; a esto debemos sumarle el desarrollo de la producción en masa de las mismas y la novedad de piezas intercambiables, que revolucionaron el mercado de la ferretería. Cuando muchos se preguntan “¿Cuáles son exactamente las herramientas manuales?” la respuesta es tan extensa como variada.

Las herramientas de este tipo alcanzan un sinfín de modelos, pero a continuación, detallaremos en una lista, las más relevantes y las que serían necesarias tener en casa. Entre los productos indispensables tenemos: perforadora, pinza, nivel, engrapadora, destornillador, martillo, polipasto, punzón, espátula, broca, ganzúa, rasqueta, lima, llave inglesa, sierra manual, cepillo, cúter, machete, compás, tenaza, tijeras y carretilla. Podemos decir que todos estos artículos son los que nos ayudan a realizar la mayor parte de nuestras tareas, ya sea en nuestra vivienda como en un taller, por eso debemos tenerlas a mano ante cualquier inconveniente. Aunque utilizar o manipular herramientas manuales parezca una tarea sencilla, debemos decir que se corren riesgos si no prestamos atención cuando la manipulamos, o si desconocemos del todo su funcionamiento y aplicación. Ante todo, previo a comprar una herramienta de este tipo, se debe conocer el trabajo o la tarea para la cual fue diseñada, debemos necesariamente, tener al menos una idea básica de cómo funciona y si realmente cumplirá con nuestras expectativas (es decir, podremos llevar a cabo el trabajo con ella). Una vez que hemos adquirido el artículo en cuestión debemos proceder a su uso, y es por esto que debemos previamente tomar algunas precauciones.

Si, por ejemplo, debemos trabajar con una sierra manual, es muy importante utilizar guantes y trabajar con esta herramienta lo más lejos de nuestro físico posible; de esta forma evitamos accidentes como cortes. Es fundamental entender que las herramientas manuales han sido diseñadas con un propósito, y es por ello que debemos respetarlo, no se las puede forzar o alterar para ejecutar otras tareas. Los mangos (en caso de que éstas tuvieran uno) no deben estar astillados y deben permanecer perfectamente fijados a la herramienta. Los mismos para el resto, sus puntas, brazos, brocas, etc., no deben encontrarse deformados.

Si es necesario, se deberá utilizar herramientas que cuenten con características aislantes, en caso de riesgo de contacto con la energía eléctrica o algún otro elemento inflamable. Los equipos de protección individual que vayamos a calzar, deberán contar con su correspondiente certificado y homologación que nos garantice la seguridad que necesitamos. Guardar las herramientas manuales es una tarea más que importante, siempre se las debe almacenar de forma ordenada, en cajas, paneles o estantes, en donde cada una posea su sitio. Bajo ningún punto de vista, pueden dejarse tiradas, en pasillos, escaleras o sitios similares, donde puedan provocar algún accidente. Si las compartimos con alguien, entonces se recomienda un control de almacenamiento personalizado periódico. Siempre debemos revisar su estado antes de guardarlas y manipularlas, repararemos las que estén deterioradas (o las cambiaremos por otras nuevas) sin hacer reparaciones provisionales, esto puede conllevar a futuros riesgos. Si vamos a llevarlas a un service, entonces debemos cerciorarnos de que nos brinde alguna garantía y que sea de confianza. Estas son solo algunas normas o consejos para que le brindemos a nuestras herramientas manuales una mayor vida útil y que éstas nos aporten su ayuda para nuestros trabajos.

Deja tus preguntas y comentarios aquí!

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.