Inicio Construcción y Materiales Herramientas de sujeción

Herramientas de sujeción

1181

herramientas-de-sujecionAl momento de hablar acerca de las herramientas de sujeción, es probable que no sepamos detalladamente de lo que estamos hablando, pero ya su nombre nos hace dar cuenta que posiblemente se trate de herramientas que sujetan y debemos saber que estamos en lo correcto. En este informe nos dedicaremos particularmente a habar acerca de las herramientas de sujeción: sus usos, características y utilidades. En primer lugar, debemos decir que éstas se emplean mayoritariamente dentro de talleres de la construcción, por ejemplo: de muebles. Nos ayudan principalmente a sostener y a sujetar una pieza con la que estemos trabajando, para que sea mucho más fácil su trabajo y manipulación. Mediante estas herramientas, dichas piezas no se mueven y permanecen firmes, ideal para realizar trabajos prolijos que requieren de mucha precisión.

¿Cómo se dividen?

Existen dos tipos bien definidos de herramientas de sujeción: Por un lado el “Tornillo de banco” y por otro “los gatos”. En el caso del “tornillo de banco”, debemos decir que su función principal es dejar sin ningún tipo de movimiento, pegados a la tabla de trabajo a las piezas con las que estemos trabajando. Esta misma, contiene dos bocas: Una que es fija y la otra, que es movible y se desplaza mediante un eje roscado. Lo que hacen es sujetarse de la mesa mediante tornillos, tuercas o mordazas.

herramientas-de-sujecion-fuerzaEn el caso de “los gatos”, debemos decir que su función principal obviamente que es la misma que en el caso anterior y también están compuestos por una parte fija y otra movible, pero la diferencia que se presenta en este caso es que la presión se hace mediante el empuje de una empuñadura, unida perfectamente con el tornillo. Además, otra de las diferencias más destacadas de dicho instrumento, es que se utilizan para trabajos de tamaño más pequeño, preciso y detallado. Al momento de utilizar las herramientas de sujeción, no todo es tan fácil como parece y se deben tener en cuenta algunos detalles en cuanto a su utilización.

Primero y principal, diremos que la presión que ejerceremos no debe ser tan fuerte, ya que son elementos metálicos que proporcionan muchísima presión y estaríamos corriendo el riesgo de quizás romper dicha pieza y esa no es la idea en lo absoluto. Esto sucede cuando trabajamos con piezas frágiles pero sólidas y en el caso de las piezas blandas, lo que debemos hacer es colocar mordientes que cubran dicha pieza para que se mantengan más firmes y sin ningún tipo de riesgo de que se rompan. Otro de los métodos que debemos tener en cuenta, es la aplicación de dichas herramientas, ya que las mismas se hacen mediante la presión con tornillos y esto se logra mediante el giro de una manivela que contiene la herramienta, que permite ejercer dicha fuerza y presión. Otra de las indicaciones y consejos que no debemos dejar de realizar, es que siempre es más conveniente que se coloquen dichas herramientas al momento de trabajar, a la misma altura de nuestro codo, ya que nos permitirá trabajar con más precisión y mucho más seguros.

Con respecto a la limpieza de las herramientas de sujeción, diremos que siempre es necesario que luego de usarlas las limpiemos perfectamente ya que es probable que pueda tener restos de grasa y esto provocaría al poco tiempo, que las mismas se oxiden. Por último, debemos decir que siempre es una mejor opción, luego de utilizarlas, dejarlas flojas, es decir, sin presión, ya que las mismas pueden ir perdiendo fuerza y firmeza de a poco, provocando que no cumplan la función principal por la que las compramos. No solamente debemos tener en cuenta algunos trucos y formas a la hora de su empleo, sino que también debemos ser cautos y tomar precauciones adecuadas, para que ningún accidente pueda ocurrir y trabajemos seguros.

En primer lugar, lo principal es no colocar ni la mano, ni los dedos entre las mordazas, ya que nos podría lastimar muy fuerte. Tampoco es necesario que cuando terminamos de utilizarlas las desenrosquemos hasta el final, ya que esto podría provocar que se caigan fácilmente, produciendo un accidente: que caiga en el pie tan pesado y fuerte elemento, no es algo muy recomendable que digamos. Lo mismo sucede cuando todavía estamos trabajando y las mismas se aflojan solas, por eso siempre debemos estar seguros de que la presión es la adecuada. Para finalizar este artículo, diremos que las herramientas de sujeción son elementos que se encuentran fácilmente en ferreterías o en los grandes supermercados de la construcción y podemos acceder a distintas marcas, tipos, tamaños y por supuesto, precios de acuerdo a lo que consideremos más conveniente. Igualmente, no debemos preocuparnos en este caso ya que el personal de atención al cliente, tiene la suficiente capacidad y experiencia como para asesorarnos en cuanto a la mejor opción, de acuerdo a nuestras necesidades particulares.

Deja tus preguntas y comentarios aquí!

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.