Inicio Construcción y Materiales Los destornilladores

Los destornilladores

973

destornilladoresExisten elementos o herramientas que son esenciales para nuestro trabajo, en especial si las necesitamos con frecuencia; el martillo, la pinza, la espátula y el destornillador, podemos decir que son objetos que pueden salvarnos el día. Pero, hoy en particular hablaremos del destornillador, una herramienta vital para nuestra existencia, trabajemos de electricistas o seamos simples amas de casa; un destornillador siempre puede ayudarnos en situaciones adversas, simples o complejas. Pero, en la actualidad podemos encontrar un destornillador para todo, de diversos modelos, tamaños y con distintas puntas para poder llevar a cabo un sinfín de trabajos.

¿Qué es y para qué sirve?

Antes de ponernos específicos en el tema de los destornilladores, debemos establecer muy bien qué son y para qué sirven. Estamos hablando de una herramienta que se emplea principalmente para poder aflojar tornillos y elementos similares, que suelen ser parte de diversos tipos de maquinaria y están encastrados por fuerza de apriete. En algunos países de Latinoamérica al destornillador se lo conoce con el nombre de desarmador, pero sirve para las mismas funciones.

destornilladores-diversidadPara los historiadores, el destornillador tuvo su origen en los talleres de carpintería y con el correr de los años su diseño como sus funciones fueron evolucionando; una de las clases de destornillador en los que ha mutado, son los que poseen las puntas en estrella. Su nuevo formato había sido diseñado para evitar que el artículo resbale y su anclaje sea mucho más efectivo; el principal problema de este modelo, que no todas las marcas actuales han podido superar, radica en que, tras un período de uso, su cabezal se torna más fino y no encaja con el tornillo, lo que lo convierte en un producto obsoleto. El destornillador tradicional está compuesto por un mango, su caña y la punta.

El mango hace alusión al área en donde se sujeta el destornillador; debe estar hecho por un material aislante y con la forma correcta para que podamos manipularlo y darle la fuerza de torsión necesaria. Por lo general, todos los mangos son ergonómicos para garantizar la comodidad en su agarre. La caña es la barra de metal del destornillador que se encarga de unir la punta con el mango, esta caña puede contar con una especie de alojamiento donde se coloquen las puntas intercambiables (en caso de que este modelo incluya esta posibilidad). Si estamos hablando de un destornillador tradicional entonces su punta estará forjada en la misma pieza; el diámetro como la longitud dependerán de la función que posea este artículo.

Nos queda abocarnos a la punta, en ella se introduce el tornillo; la cabeza del destornillador variará en función al tipo de tornillo que debe ser tratado. El mercado ofrece hoy un sinfín de cabezas, las más tradicionales son las planas, las de punta de cuatro estrellas, las de punta de cruz o las de estrella de seis puntas. Hoy podemos encontrar kits con cuerpos destornilladores que poseen cuerpos intercambiables para un mismo mango; entre ellos están los eléctricos y los de carraca, es así como podemos disminuir en gran medida el esfuerzo que debemos ponerle al trabajo y ejercer sobre la herramientas, ya sea para atornillar o desatornillar. Para poder lograr que esta herramienta nos brinde su máximo rendimiento, será necesario que la mantengamos en óptimas condiciones.

Y para ello lo primero que debemos saber es que no podemos asignarle tareas las cuales no puedan cumplir, es de esta forma como estropeamos su cuerpo o su punta y los volvemos inservibles con el tiempo. Entre los problemas más comunes de un destornillador encontramos puntas rotas, mal formadas, mangos agrietados, vástagos sueltos, etc.; todo esto por utilizar al destornillador como martillo o por ejercer en él más fuerza de la debida. Un consejo útil, mantenga su destornillador magnetizado, lo ayudará a concretar sus tareas de forma más fácil, esto solo le llevará unos pocos minutos.

Destornilladores específicos

El mundo de los destornilladores nos brinda tantas opciones, como modelos y aplicaciones que estos artículos pueden brindar, entre los destornilladores especiales contamos a los de precisión, un tipo muy particular y que no se consigue en cualquier tienda o ferretería. Esta clase de destornillador cuenta con la particularidad de ser de un tamaño reducido y que en el extremo del mango posee un plano giratorio para que la manipulación con una sola mano sea fácil de realizar. Otro destornillador al cual llamamos específico es el “buscapolos”, esta clase de artículo tiene una lámpara de alta reactancia para que puedan realizarse comprobaciones en la red de corriente alterna. El destornillador de precisión es muy pequeño, no miden más de 10 cm de largo y se emplean principalmente en trabajos de electrónica y relojería, donde se necesita ajustar cada detalle; su punta puede ser plana o estrellada, dependerá la función que cumpla.

Deja tus preguntas y comentarios aquí!

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.