Inicio Construcción y Materiales Destornillador a batería

Destornillador a batería

784

En el siguiente artículo nos explayaremos sobre los destornilladores a batería. Lo primero que haremos es ponernos en tema, explicando lo que es un destornillador: una herramienta de trabajo que generalmente es utilizada por carpinteros, técnicos en reparaciones, plomeros, gasistas, etc. en fin, como podemos ver, es utilizada por la mayoría de los profesionales que se dedican a la construcción, a reformar y arreglar cosas. Este utensilio es usado para aprisionar y aflojar tornillos, entre otros elementos. Generalmente son de tamaño estándar, aunque vienen en distintas dimensiones según la utilidad que le demos y como nos parezca más cómodo. El término más frecuente para referirnos a esta herramienta es destornillador, aunque en otros países se refieren al mismo como “desarmador” o “atornilladores”.

Una herramienta moderna

destornilladores-a-bateriaSe ha dicho que dicha herramienta para trabajar ha “nacido” en los talleres de carpinteros, primero como destornilladores del tipo plano que lo que hacían es colocar los clavos en la madera o el elemento que sea, haciéndoles una pequeña cavidad para que encastraran, retorciéndolos con el fin de lograr un agarre mucho más fuerte. Esta misma práctica es desarrollada en el tiempo actual para introducir los tornillos que queramos, los cuales son muy usados en la vida del día a día para sostener muchas cosas, así como también cuando por ejemplo queremos arreglar algún estante desvencijado o caído, lo ideal es cambiarle los clavos o tornillos y volver a colocarles unos nuevos con ayuda de este elemento tan útil.

Luego, con el avance de la tecnología y conforme al crecimiento de nuestras necesidades como consumidores, aparece el destornillador a batería. Dicho aparato es muy valioso ya que posee una potencia mucho mayor que los destornilladores convencionales, ya que éstos solo funcionan por la fuerza humana. Entonces, lo que sucede con esta herramienta, es que tienen una fuerza muy superior a la humana, que sólo las máquinas nos pueden proveer. Este destornillador a batería también mucho más cómodo ya que solo debemos enchufar el aparato y ni siquiera hacer esfuerzo en colocar clavos o tornillos.

destornilladores-a-bateria-potenciaLo que sí debemos tener cuidado es que siempre esté con carga, ya que si necesitamos hacer un trabajo complicado y de manera rápida, es mejor contar al instante con el mismo así realizamos el trabajo lo más pronto posible. Otro clase de destornillador es aquellos que tienen sus puntas finas o en forma de “estrella”, gracias a esta peculiar forma, hacen que el encastre de nuestros tornillos sea más precisa y se impide que el mismo se resbale y se salga de foco. Este elemento tiene una contra. Si lo usamos varias veces al día y en forma prolongada, su punta puede tornarse cada vez más fina que cuando lo compramos al principio y no encajar cuando queremos colocar un tornillo, cosa que no pasa con un destornillador a batería. Es común que éstos últimos también traigan piezas intercambiables, para facilitarnos el trabajo. Es muy fácil colocarlas, cualquiera puede hacerlo, pero debemos tener cuidado de que no estén enchufados mientras realizamos el cambio ya que podríamos recibir una descarga eléctrica.

¿Cómo se compone un destornillador a batería? Usualmente está formado por tres partes totalmente diferentes entre sí. Son las siguientes: “asilla” o “mango”: es fundamental para agarrar la herramienta. Todos son fabricados en materiales aislantes de electricidad y usualmente son de goma para que no se nos resbalen de las manos, lo cual sería muy peligroso y hasta podríamos hacer un desastre. Poseen la forma justa para hacer la fuerza necesaria de torsión. Son hechos de manera tal que trabajar con éstos sea fácil y cómodo. Barra de metal que une la punta del destornillador con el mango que hablábamos anteriormente.

Aquí es dónde pueden colocarse la piezas de intercambio de las que mencionamos hace unos párrafos atrás. Aunque también los hay “convencionales” que traen ya la punta (generalmente de acero inoxidable) forjada directamente con la herramienta. El tamaño y diámetro variará según la clase de destornillador que se trate y según el tipo de trabajo que deseemos realizar en ese momento. Por último tenemos la “punta” que es la parte que se usa para colocar los tornillos en las cavidades. Con esta pieza debemos tener mucho cuidado de no colocar accidentalmente un dedo o la mano. Podría ser catastrófico. Hay muchos principiantes de la carpintería que no saben de qué manera usar unos de éstos elementos, pero lo bueno es que traen consigo, en su caja de embalaje, una fácil “guía” o manual de instrucciones para que aprendamos cómo funcionan, las clases de potencia que debemos darle para no arruinar el trabajo a realizar, etc. aunque también siempre podemos consultarle a algún carpintero amigo de qué manera se utilizan y cuáles son las precauciones que debemos tomar frente a un elemento de estas características. Nos daremos cuenta de que no es para nada difícil.

Deja tus preguntas y comentarios aquí!

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.