Inicio Construcción y Materiales Amoladoras de banco

Amoladoras de banco

1064

Las amoladoras, son las herramientas esenciales de todo operario, que trabaje con la madera, las cerámicas, las piedras para el revestimiento de paredes, y pisos, y existen en el mercado muchos tipos de ellas, desde las mini amoladoras, que son usadas en el campo del bricolaje, y las manualidades, que se trata de amoladoras de poco peso, hasta las enormes máquinas de más de 240 milímetros de discos. En efecto las amoladoras de banco, que es del tema que nos vamos a referir en este artículo, son o constituyen la máquina vedette de todos los trabajos de muchas industrias, que permiten a los operarios de las mismas, trabajar más cómodamente, porque están diseñadas para trabajos continuos en las que los operarios, deben estar muchas horas en ellas, y necesitan una comodidad extra.

Ventajas de estas maquinas

Las amoladoras de banco, tienen más peso que cualquier otra de las máquinas con las se trabajan en el taller, o en la empresa e industria, pero resultan de mucha utilidad, por cuanto son más robustas, y resisten muchas horas de trabajos, encendidas. Cuando tenemos que decidirnos por la compra de una amoladora de banco, hay que tener en cuenta muchas cosas, como por ejemplo y principalmente que sean de marcas líderes, reconocidas en el rubro, por muchas razones, y una de ellas, es por los repuestos que se encuentran más fácilmente si se tuvieran que reparar, o bobinar.

amoladoras-de-bancoOtro de los temas a tener en cuenta es que esta máquina debe lograr accesibilidad de trabajo manual para que el operario de ella, le resulte mucho más cómodo y no tenga que atravesar los brazos, con el peligro que eso supone, es decir que no haya ninguna interferencia, entre la amoladora de banco, con el obrero. Las amoladoras, muchas veces se venden con un kit completo de accesorios útiles para comenzar a trabajar, como por ejemplo más de una docena de discos de cortes, lijas para lijar, y otros suplementos para cortar, rebanar, desbastar, y pulir, y porque no encerar, piezas de madera, o de otras superficies similares.

El funcionamiento de ellas, es muy sencillo, para las personas que las conocen, solamente tendremos que enchufar el cable que deben ser bastante largo para alcanzar distancias de tomas corrientes, y se encenderá la máquina para comenzar con los cortes pertinentes. La diferencia que existe entre las amoladoras comunes, con la amoladora de banco, es que esta está montada en un soporte que puede ser de madera pesada, o de acrílicos antideslizantes para que la máquina quede fija en ese lugar en el que la hemos puesto para trabajar. Las amoladoras, son máquinas muy ruidosas, sobre todo cuando el producto con el que estamos trabajando, ofrece cierta resistencia en los cortes, como por ejemplo cuando estamos cortando o desbastando piedras para revestir paredes muy grandes sean estas interiores o exteriores, o madera macizas para los pisos, o muebles. Se presentan con un kit bastante completo, al que le iremos incorporando nuevos discos de cortes, pulidos y otros, además vienen con los acrílicos para que cuando las dejemos de usar, se puedan guardar y tapar en el lugar para que no les ingrese polvo, o la humedad, enemiga número uno de todas las máquinas del taller. Hay que tener en cuenta que se deben extremar las medidas de prevención cuando manipulamos máquinas en talleres, o industrias, es decir que debemos de tener las gafas, los guantes para agarrarlas y que no se resbalen, calzado apropiado para que no se nos caigan elementos contundentes, y ropa para que no ingresen polvos de cerámicos.

amoladoras-de-banco-variedadCon el tema de los ojos de las personas que trabajan con las amoladoras de banco, es muy puntual, y deben en todos los casos sin ningún tipo de excepción trabajar con las antiparras, o anteojeras, para que no ingresen partículas que podrían causar serios accidentes en el ojo o peor aún, en la retina. Esto es muy tenido en cuenta en los talleres en donde trabaja mucha gente con esta, y con otras máquinas. Las llaves interruptoras tienen sus ventajas, ya que permite cerrar la máquina cuando hemos terminado la jornada laboral, hasta el otro día, para evitar que nadie salga lastimado, si tocara las paletas o los discos de filo.

Es decir que, las amoladoras de banco representan la herramienta fundamental para todo tipo de trabajos en los que se requieran cortes a medida, porque tienen todos los accesorios, para hacer de nuestros trabajos, verdaderas obras de arte, y en perfectas condiciones, porque poseen reglas que al apoyar los productos con los que estamos trabajando, permiten el corte perfecto. Y si pensamos lo que adelantaremos con estas poderosas máquinas, el precio no interesa realmente, porque se amortizará en los meses venideros, dándonos más satisfacciones que pesares, pero siempre que compremos en las ferreterías industriales serias, que trabajan con maquinaria de marcas líderes, de lo contrario, estamos destinados a que la máquina, no nos dure más de un año.

Deja tus preguntas y comentarios aquí!

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.