Inicio Ciencia y Tecnología Trastorno obsesivo compulsivo

Trastorno obsesivo compulsivo

1302
trastorno obsesivo compulsivo

El trastorno obsesivo compulsivo es una enfermedad psicológica relacionada con el sentimiento de ansiedad. Obsesiones y compulsiones, están unidas en este trastorno. Las obsesiones son pensamientos persistentes que generan ideas o imágenes, que resultan invasivos para la mente. Las compulsiones son las conductas generadas por las obsesiones y que se realizan para aliviar la ansiedad. Las personas que sufren trastorno obsesivo compulsivo, (TOC), son conscientes de sus conductas, se avergüenzan, se culpan y sienten miedo de enloquecer. En sus formas leves no existen diferencias entre personas de ambos sexos.

El proceso de la enfermedad puede ser crónico, teniendo oscilaciones según el caso. Si no se hace un tratamiento, la ansiedad puede complicarse con depresión, y desembocar en el alcoholismo, o en el consumo excesivo de ansiolíticos.  El trastorno obsesivo compulsivo se define de la siguiente manera: las obsesiones abarcan los pensamientos e imágenes persistentes que generan perturbación mental, provocando ansiedad. La persona trata de evitarlos intentando ignorarlos, creyendo que son producto de su mente, no consigue eliminarlos. En ese intento aparecen las conductas compulsivas, necesarias para disminuir la ansiedad provocada por la obsesión. La acción se realiza con una fuerza compulsiva, que a la vez ofrece una resistencia, sobre todo al comienzo de la enfermedad, cuando el paciente es consciente de la anormalidad de sus actos.

Cuando el trastorno obsesivo compulsivo, comienza a empeorar, el paciente se da cuenta que una sola compulsión no le alcanza para disminuir la ansiedad, y comienza con las acciones compulsivas repetitivas, comprueba varias veces las mismas cosas, ya que cada vez que lo hace, siente que disminuye la ansiedad, sintiendo seguridad y aflojando las tensiones provocadas por el temor. Esta conducta es por demás desacertada, debido a que refuerza y aumenta el trastorno.

Hay dos tipos característicos, el verificador y el perfeccionista que se auto exige. El primero controla objetos, como cerraduras, llaves de gas, enchufes, causas que podrían producir alguna catástrofe. Esto se debe a la inseguridad de que no confía en sí mismo, porque el trastorno afecta la memoria. El segundo teme a la contaminación por miedo a las enfermedades, usa guantes y productos desinfectantes, con la obsesión de eliminar sustancias toxicas, y somatiza síntomas como alteraciones en la frecuencia cardíaca, cambios en el ritmo de la respiración, en la temperatura corporal, y mareos. Los tratamientos psiquiátrico y psicológico, son indispensables para abordar esta enfermedad. Los psicofármacos deberán ser recetados por el psiquiatra quien evaluara el tipo de ansiolíticos o antidepresivos.

Deja tus preguntas y comentarios aquí!

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.