Telescopios, o cómo tocar las estrellas con las manos

Telescopios, o cómo tocar las estrellas con las manos

2402
Compartir
¿cómo elegir un telescopio?

Alguna vez en nuestra vida hemos utilizado al menos durante poco segundos uno de ellos, son parecidos a los binoculares pero poseen más aplicaciones y nos dejan ver más allá de lo inimaginable; nos referimos a los telescopios. Estos instrumentos nos brindan la posibilidad de divisar objetos que se encuentran lejos de nosotros, y esto lo hace amplificando su imagen a través del uso de espejos cóncavos.

Los telescopios son capaces de aumentar el tamaño angular de cualquier objeto que se encuentre a gran distancia pudiendo también percibir el brillo que dichos objetos emiten; los telescopios funcionan a través de un sistema de espejos curvos o cóncavos, éstos están encargados de captar la luz de los objetos que se encuentran lejos de nosotros, cuando dicha luz se capta se traslada a un foco en el cual se origina la imagen definitiva. Es por esto que los telescopios son famosos en la astronomía ya que se pueden ver cuerpos que poseen luz propia o ajena y que se encuentran alejados de la tierra.

galileo galilei
Galileo

A la vez los telescopios poseen la función de recolectar la radiación electromagnética. Por medio del sistema de espejos curvos se puede observar la imagen de dichos cuerpos y es por esto que los astrónomos consideran a este instrumento tan útil; a la vez, los telescopios más tecnológicos poseen la capacidad de fotografiar ciertos aspectos de los cuerpos para ser empleados en futuras investigaciones. Como dijimos antes, existen varios tipos de telescopios, entre ellos los que son capaces de captar radiaciones de tipo electromagnética. Los telescopios de esta clase funcionan a través de antenas que tienen como objetivo captar las ondas de radio que provienen del espacio. Las antenas de estos telescopios poseen la forma de un plato cóncavo y suelen apuntar a diferentes direcciones, siempre hacia el cielo. Son varias las antenas que se utilizan para el correcto funcionamiento de cualquier tipo de telescopio y todas, para que el uso sea el correcto deben apuntar hacia el cielo, de lo contrario, no obtendremos los resultados que estamos buscando.

telescopioUsos en astronomía, espionaje y monitoreo de señales

Los telescopios funcionan principalmente captando ciertas radiaciones que se generan a través de ciertos cuerpos, cuando hablamos de cuerpos nos referimos a las galaxias activas y los pulsares. Estas radiaciones hacen que sus formas se hagan visibles a los ojos de los telescopios. Gracias a esta clase de inventos hemos podido obtener una concepción más grande sobre el sistema solar y todos sus componentes, como a su vez distinguir las constelaciones, etc. Además, los telescopios suelen utilizarse en monitoreos de naves espaciales para buscar la posible existencia de vida extraterrestre.

Hoy en día, el uso de este instrumento no es empleado sólo en campos de la astronomía, aunque sea increíble, los telescopios suelen ser utilizados por espías para espiar a distancia; también su uso es aplicable a las cámaras fotográficas, como lentes prismáticos, y también en varios modelos de cámaras de video.

Historia del telescopio e información sobre Galileo Galilei

Aunque sean muchas las aplicaciones que encontramos dentro del telescopio en la actualidad, se cree que la invención del telescopio moderno, debe agradecérsele a un holandés, un holandés del cual no se sabe ni siquiera su nombre.

Este hombre habría inventado el telescopio moderno cerca de 1608, y aunque muchos no optan por atribuirle el invento ya que son varios los que se lo adjudican, este holandés desconocido parece ser el más fiable. Pero no fue el único encargado de desarrollar un telescopio, Galileo Galilei, inventó también uno, el dato curioso con respecto a este individuo es que fue el primer hombre en utilizar un telescopio con un fin científico ya que lo utilizó en la astronomía. El telescopio le sirvió a Galileo para apoyar la teoría científica de Nicolás Copérnico de que la Tierra daba vueltas alrededor del sol y no como otros decían, que el sol giraba en torno a ella. Esta anécdota casi le cuesta a nuestro científico la vida, la Iglesia católica lo tildó de hereje y por ende fue excomulgado.

Pero volviendo a la actualidad, podemos distinguir dos tipos de telescopios: los de origen óptico y los que ya nombramos previamente, los diseñados para captar la luz electromagnética. Los primeros se emplean de gran forma en los campos de la astronomía, y se dividen a la vez en refractarios y en aquellos que reflejan luz.

Los telescopios pueden considerarse uno de los avances más importantes dentro de la humanidad, no sólo no permitieron ver el mundo más allá de nuestras posibilidades, sino también separar información incorrecta que por siglos se creyó verdadera.

No hay comentarios

Deja tus preguntas y comentarios aquí!