Inicio Ciencia y Tecnología Anemia ferropénica

Anemia ferropénica

1895
anemia ferropénica

La anemia ferropénica es la que se produce por deficiencia de hierro, éste es fundamental para la formación de glóbulos rojos. Cuando el cuerpo no tiene los valores indicados de glóbulos rojos o tiene glóbulos rojos demasiado pequeños, se produce una anemia en este caso es anemia ferropénica, que es la más común dentro de las diferentes clasificaciones de la anemia.

La función de los glóbulos rojos es llevar oxígeno a los tejidos del cuerpo, los glóbulos rojos se generan en la medula ósea y se movilizan a través de la corriente sanguínea y después de alrededor de 4 meses hay partes del cuerpo que eliminan los glóbulos rojos viejos. El hierro es el elemento principal que hace que se transporte el oxigeno a través de la sangre. El hierro se obtiene a través de la alimentación y de la reutilización del hierro de los glóbulos rojos viejos.
Una vez comprendida esta función, podemos decir que cuando las reservas de hierro bajan se puede presentar una anemia ferropénica. La deficiencia de hierro se produce por la pérdida de glóbulos rojos y de hierro, más, de lo que el organismo pueda reponer, o cuando la absorción de hierro no es suficiente, o cuando dicha absorción es suficiente pero no se consumen alimentos que lo contengan.

Los síntomas de la anemia ferropénica, se presenta con dolores de cabeza, problemas en la concentración, cansancio, debilidad, mal humor. Si la anemia ferropénica avanza los síntomas empeoran y se pueden producir mareos cuando la persona se levanta, palidez, dificultad respiratoria, dolor en la lengua, uñas quebradizas, y un tono azul en la esclerótica de los ojos, es decir en el blanco del ojo. Otros indicadores de la anemia ferropénica se presenta en la deposición de heces oscuras, o con sangre, en las mujeres se presenta con un sangrado menstrual abundante, en caso de ulceras hay dolor en la parte superior del abdomen, y las personas con cáncer pierden peso.

Para diagnosticar una anemia ferropénica, el paciente debe someterse a pruebas y exámenes, que el médico determinará, para conocer los valores del hematocrito, de la hemoglobina, y del índice de glóbulos rojos. Para verificar los niveles de hierro en sangre, se podría hacer un examen de medula ósea. Capacidad de fijación de hierro, y de ferritina sérica, es decir la cantidad de hierro almacenado en el cuerpo, y nivel de hierro sérico, es decir la cantidad de hierro en sangre. En el tratamiento se incluyen alimentos ricos en hierro, y suplementos con sulfato ferroso.

Deja tus preguntas y comentarios aquí!

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.