EL DIA DE LA INDEPENDENCIA ARGENTINA

Definición: Fecha en la cual se decreta la libertad y soberanía de la Nacion Argentina del dominio ejercido por la corona de España

correo
arte ciencia Construcción deportes Días diccionario hogar Geografía miscelaneas personas salud  

cabildo de 1810

Daguerrotipo del Cabildo de
Buenos Aires de 1810.
Aqui nació la independencia

La Nación Argentina es libre, se declaró la independencia....

La independencia de cada país puede considerarse el suceso más importante de su historia, y no es para menos, gracias a éste hoy los países han adoptado su cultura, ideología, estilo de vida y hasta su religión.

El día de la independencia argentina no es una excepción, esta nación posee una de las historias más interesantes dentro de la cultura latina; dicho país ha peleado hasta el cansancio para lograr una total libertad de la corona española y la obtuvo el 9 de Julio de 1816 (ver tambien articulo sobre el 9 de Julio de 1816). Este proceso de independización había comenzado mucho antes, más precisamente en 1810 en donde las relaciones con los españoles no era tan amena ni amigable como hace tiempo atrás; la imperiosa necesidad de establecer un orden político y social, llevó al Virreinato del Río de la Plata a establecer su propia forma de gobierno desautorizando a la Corona, quien paradójicamente, ya había perdido autoridad en Europa.

Sucesos desencadenantes

El día de la independencia argentina no tuvo lugar de la noche a la mañana; varios sucesos fueron los que motivaron al pueblo a rebelarse contra la madre patria para empezar el camino hacia la libertad. Como mencionamos en el párrafo anterior, este proceso tuvo su comienzo oficial en 1810, la información que provenía de Europa se filtraba en todos los oídos de los criollos; España estaba tomada por los franceses y su Rey preso de Napoleón Bonaparte.

sala donde se firmo la independencia argentina

Sala de la casa de Tucuman donde
se firmo el acta de independencia

Esta noticia provocó un gran revuelo entre los nativos del Virreinato debido a que éstos consideraban que la Corona había perdido autoridad y se debía establecer una nueva forma de Gobierno. El pedido del pueblo no pudo retrasarse más, se convocó a un Cabildo Abierto y se manifestaron los deseos de dejar de depender de la monarquía europea; aunque esto no cayó muy bien en los españoles, no les quedó otro remedio que desistir y aceptar el pedido del pueblo.

Se llevó a cabo la Primera Junta de Gobierno lo que acercaba a los nativos cada vez más al día de la independencia argentina; a pesar de que la Revolución tuvo efectos positivos, la situación política de las Provincias Unidas no era fácil. Muchas eran las que no estaban de acuerdo con el proceso de separación de España pero Buenos Aires ejercía un poder muy grande, imposible de negar. Más allá de las peleas que podían suscitarse, se debía buscar una forma de organizar al país, por eso se pidió que cada provincia enviara un delegado que las represente en el Congreso de Tucumán(ver artículo sobre el Congreso de Tucumán).

El 9 de Julio de 1819 se declaró oficialmente la independencia argentina, alegando que esta nación se declaraba “libre e independiente de los Reyes de España y su metrópoli”. El día de la independencia argentina fue sin lugar a dudas uno de los acontecimientos más importantes de este país sudamericano, este paso hizo que el mismo se valiera por sí solo pero faltaba algo, un símbolo que la distinguiera de otras naciones: una bandera nacional. La primera bandera argentina había sido enarbolada por Manuel Belgrano en 1812 a orillas del Río Paraná, pero no había sido oficializada aún. La creación de esta insignia patria en dicho año nos mostraba que el día de la independencia argentina estaba muy cerca y que era inevitable, los colores rojo y amarillo ya no era bienvenidos ni tampoco representaban a los criollos.

Buenos Aires y las Provincias hoy

Desde que se proclamó el día de la independencia argentina hasta el día de hoy las relaciones entre las provincias y la capital del país nunca han sido buenas, en especial para los porteños; los provincianos los tildan de soberbios, mientras que los habitantes de Buenos Aires aseguran que esto ocurre por una ignorancia masiva de las provincias. Se suponía que el día de la independencia argentina iba a ser un motivo de unión pero hasta el momento no se ha logrado en plenitud; se cree que ambos grupos tienen razón, es muy probable que los porteños sean más “vivos” o “despiertos” que los provincianos y por ende ejerzan esta cualidad a su favor, como también es probable que estos últimos todavía sientan un poco de envidia debido a la concentración de recursos que Buenos Aires posee. Lamentablemente para la gente del interior del país, acudir a una Universidad Estatal, a grandes centros comerciales o encontrar trabajo en una compañía multinacional es casi imposible quedándose en sus lugares nativos.

Recomendar

Búsqueda de contenido en nuestro sitio