Inicio Salud y Prevención Noveno mes de embarazo… Fue todo tan rápido!

Noveno mes de embarazo… Fue todo tan rápido!

1404
El mes del alumbramiento: dar a luz mediante parto normal u operación cesarea.

Llegamos al final, la dudas, las incertidumbres van desapareciendo porque en cualquier momento estaremos por dar a luz; estamos en el noveno mes de embarazo y listas para hacernos cargo de nuestro hijo fuera de la panza. Este mes es el más emocionante y creo que todos sabemos el por qué, es el fin de una etapa fantástica de nuestras vidas como es la gestación de un ser humano, pero a la vez es el comienzo de otra etapa aún más satisfactoria, la crianza y desarrollo de nuestro bebé. Empezó la cuenta regresiva y nos damos cuenta de esto no sólo por los síntomas de nuestro cuerpo sino también por otros factores; las visitas al médico se han intensificado, el niño ya no pega más patadas debido a que no tiene tanto lugar para desplazarse dentro nuestro, y la ansiedad ha tocado techo.

El noveno mes de embarazo es lo que las embarazadas definen como “interminable”, pero se debe tener paciencia, el niño sabrá cuando será la hora de nacer y pronto estará en nuestros brazos.

Cuando lleguemos al término de esta hermosa etapa habremos aumentado un total de 10 kilos, 3 de ellos corresponderán al bebé, 500 gramos a la placenta, 800 gramos serán de líquido amniótico, 1 kilo pesará el útero, 800 gramos las mamas y 1,5 kilos serán de volumen sanguíneo.

Lo que debemos saber

Así se verá tu panza a pocos días de nacer tu bebé!
Así se verá tu panza a pocos días de nacer tu bebé!

Durante el noveno mes de embarazo los cambios han cesado, es que el niño ya está formado y lo único que espera es su momento adecuado para salir, nuestro útero ha alcanzado el esternón y se sitúa 18 cm. por arriba del ombligo; la buena noticia es que ya no hace presión sobre nuestros pulmones lo que hace que recuperemos nuestra respiración normal, la presión se ha trasladado sobre nuestra vejiga ahora. Las contracciones serán cada vez más frecuentes e intensas, también pueden provocar un ligero dolor, éstas no son contracciones de parto ya que no comienzan desde arriba del útero y luego se expanden a través de todo le órgano. Lamentablemente las contracciones durante el noveno mes de embarazo no se calman cambiando de posición como solíamos hacerlo anteriormente, se deberán desvanecer solas.

Dentro del noveno mes hay algo que debemos saber, nos referimos a la posición del bebé; la misma determinará el tipo de parto que se nos aplicará; puede ser natural o por cesárea; es muy probable que a esta altura el bebé se haya colocado en posición para nacer pero si no lo ha hecho todavía debemos consultar con el profesional. Si el atraso con respecto a su posición es muy largo los médicos procederán de distintas maneras; existen médicos que esperan hasta el parto para decidir si practican o no una cesárea, muchas veces aunque el bebé esté ubicado de nalgas realizan un parto natural pero están atentos por si surgen complicaciones. Otros, en cambio planean una cesárea antes del parto ya que estiman que el niño no se ubicará de cabeza para nacer. Están los médicos que al ver que su ubicación no es la correcta, tratan de ubicarlo por ellos mismos mediante masajes sobre la barriga de la mamá guiado por ultrasonidos.

Fuertes lazos visibles e invisibles unen a las madres con sus hijos.
Fuertes lazos visibles e invisibles unen a las madres con sus hijos.

¿Cómo sabemos cuándo es el momento para dar a luz?

El noveno mes de embarazo nos dará indicios del momento adecuado para marchar al hospital, ten en mente que la fecha pronosticada es siempre una estimación y nunca es certera; nuestro niño encajará dos semanas exactas antes del parto; hasta la semana 42 no se considerará que la fecha se ha pasado.

Existen diversos síntomas que nos dan indicios de que la hora del parto ha llegado, entre ellos, un agudo dolor en la parte baja de la espalda y en la parte inferior del abdomen, las contracciones se tornarán regulares y empezarán a intensificarse, las pérdidas que se presenten serán rosadas o con sangre y se producirá la rotura de bolsa. Existen otros síntomas que suelen darse en el noveno mes de embarazo que no son los reales, sino una falsa alarma, el más común es el sufrimiento de contracciones irregulares, éstas no aumentan su intensidad pero sí desaparecen al cambiar la posición; los movimientos fetales se intensifican con las contracciones, esto no ocurre si estamos por dar a luz; y por último el dolor que experimentamos en las parte baja del abdomen es mayor que en la espalda. Todos estos signos no son síntomas del próximo alumbramiento, por eso debemos saber diferenciarlos y no corre hacia el hospital equivocadamente.

Deja tus preguntas y comentarios aquí!

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.