Inicio Hogar y Plantas Suelo radiante, la calefacción que se genera en todas partes

Suelo radiante, la calefacción que se genera en todas partes

1742

Existe la posibilidad de tener calos durante el invierno y refrigeración en verano sin tener que adquirir radiadores específicos ni aparatos de aire acondicionado; esto siempre y cuando adquiramos sistemas basados en la instalación de tubos que son invisibles para los ojos de la casa y de sus habitantes. Aunque para muchos sea algo novedoso, la versión antigua para calentar o enfriar se emplea en muchos pueblos y aldeas de toda Europa desde hace ya muchos años y se las conoce con el nombre de “glorias”.

La instalación de suelo radiante o calefacción radial puede funcionar por medio de gas o de electricidad, la desventaja aquí es que requiere de una gran obra de construcción y es por esto que este tipo de calefacción por suelo radiante se recomienda sólo si se va a realizar una reforma integral en una vivienda grande o unifamiliar. La gran ventaja de este sistema de suelo radiante es que resulta más económico con el correr del tiempo, porque ahorrará entre un 10% y 30% más que con el uso de radiadores. Además otorga un calor mucho más natural, y dado que este sistema se sitúa en el suelo, es más estético ya que se evitan los acumuladores o radiadores en las paredes.

Ventajas y desventajas de los suelos radiantes

suelo-radiante-esquemaEntre las desventajas que presenta el suelo radiante, además de la envergadura de la obra necesaria para poder realizar la instalación de tubos o cables, tenemos también, la limitación que imponen en los distintos suelos, los mismos, cabe destacar, no pueden ser de madera. Los expertos también afirman que este sistema posee un alto costo de colocación y genera un gran desgaste en los muebles por el calor que emana el suelo radiante.
La utilización de este sistema de calefacción se encuentra más extendido en lugares de Europa en donde las familias habitan generalmente viviendas unifamiliares o adosados, y en donde son víctimas de muy bajas temperaturas durante muchos meses del año. Un ejemplo son las viviendas situadas en Suiza y Alemania, allí, el suelo radiante viene instalado de serie y presupone un importante ahorro energético; el suelo radiante permite ahorrarnos mucho dinero en lo que a calefacción concierne, en las tiendas incluso hasta un 60%.

Tipos de suelo radiante

suelo-radiante-calderaLa calefacción por suelo radiante se divide en 2; la radiante por tubo de agua y la calefacción radiante por tubo de agua, aunque el nombre no remarque diferencias, sí las hay. La primera consta de una red de tubos que se instalan estratégicamente bajo el suelo, es allí por donde circulará el agua caliente a una graduación mínima de 34ºC y una máxima de 46ºC. De esta forma se logra una temperatura ambiente de entre 19 y 21 ºC, de esta forma el agua le otorga calor al suelo que a su vez se transmite al ambiente de la dependencia; estos tubos son mucho más caros que los cables debido a su condición de irrompibles para soportar altas temperaturas cuando se encuentran funcionando, la aparición de cal, las heladas de invierno y la corrosión que se genera por el paso del tiempo. Luego tenemos el suelo radiante pero esta vez compuesto por tubos de polietileno que se instalan debajo del suelo por donde también circula agua caliente para poder calentar la vivienda.

Las ventajas que posee el suelo radiante son muchas, entre ellas el consumo, nos permite ahorrar solamente en viviendas hasta 40 euros, tenemos que pensar que en las estaciones más frías, solemos gastar entre 60 y 70 euros más en calefacción por acumulador o a gas, mientras que por suelo radiante sólo invertiremos muy poco dinero. La seguridad es también otra de sus ventajas ya que el permanecer instalado bajo el pavimento, evita que los chicos se acerquen a elementos que produzcan mucho calor y puedan quemarse, también evita los típicos golpes con las puntas de los tradicionales radiadores.

El calor que emana el suelo radiante es también el más recomendado, debido a que es de tipo uniforme y puede hacer que nuestros pies se mantengan calientes mientras que nuestra cabeza fría, estos evita los conocidos dolores de cabeza ocasionados por los radiadores tradicionales. El espacio también es importante aquí, se pueden aprovechar más las instalaciones debido a que este tipo de calefacción no ocupa espacio, por ende podremos llenar la casa de muebles sin preocuparnos por el lugar.

Deja tus preguntas y comentarios aquí!

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.