Inicio Deportes Extremos Salto

Salto

914
salto

El salto es un deporte extremo que básicamente trata de realizar un salto al vacío desde un puente, plataforma, o cualquier otro tipo de superficie que se encuentre a una altura considerable y aceptable para poder realizar este deporte sin correr un evidente riesgo a la hora de practicarlo. Dentro del salto tenemos lo que se conoce como bungee jumping (también también denominado salto bunge, salto bungie o salto bungee).

Para practicar saltos extremos, se necesita estar atado a una cuerda elástica desde los tobillos que permite caer acelerando para luego amortiguar la caída y rebotar. Si bien sabemos que todos los deportes extremos tienen una base que en algún punto es una involución del deporte que conocemos hoy en día, en el caso del bungee jumping es mucho más, podría decirse, fantasiosa. Se sabe que en la Isla de Pentecostés, en la aldea de Bunlap, se solía celebrar un rito para que los jóvenes pasen a ser considerados hombres. El rito consistía, en lanzarse atados a unas estructuras de palo con lianas atadas a los pies. Se consideraba, entonces, que aquel que salía ileso de esta hazaña, un verdadero hombre, y además le aseguraba a la aldea una buena cosecha.

Para practicar este tipo de salto, como ya se mencionó antes, se requiere de una soga elástica. Esta soga en particular debe cumplir algunos requisitos, como por ejemplo, que debe estirarse hasta un 400% de su capacidad y debe romperse si sobrepasa el 600%. En el caso del puenting (o “El péndulo”), donde se suele saltar de forma que la persona oscile entre dos postes como si fuera un péndulo, la soga que se utiliza se llega a estira muy poco, entre un 3% y un 5%. En los primeros saltos elásticos se utilizó un arnés similar al que se usa en el paracaidismo, donde se saltaba de pie y se colgaban de los hombros, pero esto significa un peligro importante ya que la persona podría resultar ahorcada por la goma en los rebotes. Conociendo este peligro, se decidió cambiar la postura con la cual se realiza bungee jumping a la que hoy conocemos, es decir, atados en los tobillos. Esto permitió, también, que en el momento del impacto no se produzca un cambio brusco de postura.

Deja tus preguntas y comentarios aquí!

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.