Inicio Deportes Extremos La evolución del bungee jumping

La evolución del bungee jumping

1013
evolución del bungee jumping

La historia del bungee jumping tiene sus raíces, no en un deporte primitivo o actividad recreacional de antaño, si no que las hunde más en un mito fantasioso. Hace un par de años la BBC realizó un informe sobre los “land drivers” (que serían, en algún punto, los que realizan bungee jumping o cualquier deporte similar) en la Isla de Pentecostés, aldea de Bunlap. Allí se solía celebrar un rito para que los jóvenes pudieran convertirse en hombre, que, como se puede imaginar, consistía en algo parecido a lo que hoy conocemos como bungee jumping. Esta ceremonia constaba, básicamente, en lanzarse al vacío atados con unas lianas a los pies que a su vez se sujetaba en estructuras de palo que se encontraban en la cima de donde se lanzaban. Esta soga (que obviamente, ha evolucionado en la historia del bungee jumping) estaba medida de forma que cuando el joven se lanzara, le rozara la cabeza con el suelo.

Si este salía ileso de la hazaña se lo podía considerar un hombre verdad, y además, le aseguraba a la aldea una buena cosecha. El la feria mundial de Chicalo, en 1892-1893 (ya nos ubicamos en un momento completamente diferente de la historia del bungee jumping) se propuso crear una torre de más de 4000 pies de altura, la cual era capaz de sostener a un automóvil suspendido en un cable. Este proyecto constaba en lanzar este vehículo con doscientas personas sentadas en ella y demostrar que este era capaz de rebotar hasta detenerse. Como es esperable, el diseño fue rechazo por el inminente peligro que representaba. Más tarde, en 1979, se realizó el primer salto moderno de estilo bungee, desde un puente de 200 pies de altura, por estudiantes de la universidad de Oxford pertenecientes al “Club de deportes peligrosos”. Sus nombres eran Alan Weston, David Kirke, Chris Baker, Tim Hunt y Simon Keeling.

Si bien esto resultó en un arresto, ellos continuaron saltando de diferentes plataformas, como por ejemplo, el Golden Gate y el puente Royal George. Ya en 1982, nuestros arriesgados amigos saltaban desde grúas en movimiento e incluso globos aerostáticos. Más adelante en la historia del bungee jumping, el australiano A J Hackett, comercializó esta actividad extrema lanzándose del Greenthite Bridge en 1986, pero su osadía no terminó aquí. En los años siguientes Hackett logró realizar varios saltos desde otros puentes y algunas estructuras importantes (como por ejemplo, la Torre Eiffel) y abrió el primer sitio de interés de bungee jumping. A pesar del peligro que representaba saltar desde estas alturas, durante los últimos años de la historia del bungee jumping, millones de personas se han arriesgado y han logrado experimentar el gozo de este deporte.

Deja tus preguntas y comentarios aquí!

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.