Inicio Construcción y Materiales Aberturas con estilo: las puertas de madera

Aberturas con estilo: las puertas de madera

1778

La puerta es la parte principal de cualquier vivienda, y la misma no sólo tiene la función de resguardarnos de posibles intrusos, sino también es un elemento decorativo de nuestro hogar. Como todo producto, este mobiliario posee una amplia gama de entre la cual podemos elegir tanto el material como la forma que nuestra puerta tendrá; a la vez estos componentes serán elegidos dependiendo de las necesidades y gustos particulares de cada individuo. Es decir, existen personas que priorizan la seguridad de su familia ante la decoración, mientras que están aquellos que prefieren combinar ambas.

En caso de optar por la segunda opción debemos adquirir una puerta de madera; ésta le brinda un toque de distinción a la estancia siguiendo los parámetros estéticos básicos para que nuestra casa luzca perfecta. La madera es un material complejo, y no solo contamos con un tipo de madera, en caso de querer que nuestra puerta esté compuesta de este material se recomienda elegir maderas duras como el roble o la madera maciza. Éstas no sólo lucirán bien, sino que serán casi impenetrables para los ladrones o malvivientes; estas puertas de madera son aconsejables para las entradas principales y de salidas exteriores. Para las habitaciones se optará por una madera un poco más blanda y menos costosas; a éstas puede agregársele aislantes ara evitar escuchar ruidos molestos. Las puertas de madera de la cocina pueden ser de varios modelos y a su vez combinarse con materiales como el vidrio; son muy populares las puertas corredizas o las que no poseen cerraduras y se abren ante el menor impacto. Las que se combinan con vidrio son un poco más refinadas y costosas, y habitualmente se combinan con las ventanas que dan al patio.

Construir una puerta de madera

puertas-maderaSi no deseamos invertir mucho dinero para comprar una puerta de madera maciza podemos poner en práctica nuestros conocimientos de carpintería y confeccionar nuestra propia puerta rústica. Uno de los modelos más fáciles de fabricar es aquél que posee aberturas las cuales se realizan con una sierra de calar. Pero antes de hacer empezar a estructurar nuestra puerta de madera debemos tomar las medidas del hueco en donde la colocaremos; respetaremos el marco que luego pintaremos del mismo color que el mobiliario.

El siguiente paso es hacer la abertura ya mencionada en donde se pondrá el vidrio o cristal; con los restos de madera que obtengamos haremos unos listones que sujetarán el mismo. Para esto tendremos que cortar los listones por la mitad y restarle el grosor del cristal, luego se fijarán los listones de un literal mediante pegamento y clavos. Una vez hecho esto se pondrá el vidrio y se repetirá la acción del otro lado. Para que la puerta no nos quede uniforme, se recomienda cortar un trozo rectangular de la parte inferior y sustituirla por listones de madera que posean un grosor menor. Por último sólo nos queda pintar, pero antes de hacerlo debemos lijarla prolijamente y aplicar una capa de tapaporos, y otra de imprimación.

Mantenimiento

Imponente puerta de madera con detalles en hierro.
Imponente puerta de madera con detalles en hierro.

Otro de los factores importantes que tenemos que considerar si elegimos comprar una puerta de madera es su mantenimiento; la lluvia, el frío y los cambios climáticos extremos estropean en gran forma a estos mobiliarios con el correr de los años. Si el acabado de la puerta se encuentra muy dañado debemos retirarlo poniendo sobre éste una gruesa capa de decapante, luego de unos minutos, nos cercioraremos de que haya actuado correctamente y lo retiraremos con una espátula.

Este procedimiento debe hacerse muy delicadamente así evitaremos dañar la madera. En caso de que nuestra puerta contenga molduras, se debe aplicar decapante y luego de que éste haya actuado hay que limpiar con un estropajo de acero; una vez que la superficie se haya secado y los restos de acabado se hayan retirado, procederemos a lijar la superficie de forma suave. Podemos hacer este procedimiento a mano o mediante un aparato lijador; el segundo se recomienda para aquellos rincones en donde nuestra manos no alcanzan. Una vez que la puerta se encuentre a punto, la barnizaremos o pintaremos; lo más recomendable es dar al menos dos manos de pintura o barniz dejando que cada mano se seque por lo menos un día entero.

Deja tus preguntas y comentarios aquí!

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.