Inicio Construcción y Materiales La iluminación exterior: aspectos funcionales y estéticos

La iluminación exterior: aspectos funcionales y estéticos

3162

La iluminación de nuestro hogar es más que importante, debido a que mediante ella vamos a darle una apariencia única a nuestra vivienda; la iluminación dice mucho, y refleja el contenido de la casa, es por esto que debemos ser cuidadosos a la hora de planearla.

De todas maneras no debemos olvidar que la iluminación exterior es casi tan o más importante que la iluminación del interior de nuestro hogar. Cuan mayor sean las dimensiones de la casa más atenciones y cuidado requería, en el caso de las viviendas grandes y chalés, se requieren hacer varias reformas que nos permitan disfrutar nuestra casa al 100%. Esas reformas se relacionan a su vez con la iluminación exterior; nuestra casa no sólo ganará decoración mediante esta instalación, sino que también seguridad; tener una casa iluminada espanta a cualquier delincuente. Y es por esto que colocar luces en los jardines es lo primero que se recomienda en las instalaciones con jardines. La iluminación exterior posee diversas aplicaciones o finalidades, entre ellas encontramos, una mayor facilidad para trabajar en área oscuras del jardín, la creación de un ambiente ameno y confortable, proteger nuestra casa contra posibles intrusos, etc. La cantidad de luces que utilizaremos en la iluminación exterior dependerá de cada uno de nosotros y de las necesidades que debamos satisfacer. De todas formas, sea cual sea el número de luces, los cables deben pasarse por debajo del suelo para evitar accidentes.

Farol para iluminación exterior con diseño moderno
Farol para iluminación exterior con diseño moderno

Lo primero que debemos hacer para planear la iluminación exterior, es corroborar las medidas justas de nuestro terreno, para saber cuánto cableado y lámparas necesitaremos; una vez hecho esto, lo siguiente es elegir el tipo de luces que mejor se adaptan al estilo de nuestro hogar y comprar los materiales necesarios para la colocación. Las herramientas necesarias a utilizar en la instalación de iluminación exterior no son muchas, entre ellas tenemos, el cúter, pela cables, taladros, alicates, pala, destornillador, sierra para cortar metal, alambre de acero y un detector de electricidad.
La iluminación exterior acepta dos gamas de lámparas, las halógenas y las incandescentes. Las primeras, originan un haz de luz de alta potencia que será enviado hacia donde éstas se hallen enfocadas. A su vez, suelen desprender mucho calor pudiendo llegar a quemarnos, por ende es necesario tener cierta precaución a la hora de cambiarlas. Por su parte, las incandescentes, son las más comunes dentro de la iluminación exterior, producen una luz ambiental y la intensidad de la misma dependerá de la bombilla que estemos utilizando en la lámpara. Este tipo de iluminación vienen en diferentes formatos, los más comunes son los globos y los faroles.

Resistencia de los elementos lumínicos a las condiciones climáticas

Todos sabemos que la iluminación exterior está diseñada principalmente con el objetivo de soportar las condiciones climáticas adversas, es por esto que en su estructura notaremos las siglas IP seguidas de dos dígitos, los mismos nos indican el grado de protección de dicha lámpara. Pero cada número posee una especificación diferente, el primero, nos indica cuán resistente es la lámpara al polvo; en las lámparas de iluminación exterior este número debe ser como mínimo un 4, de una escala de 6.

Diferentes modelos de lámparas para exterior resistentes a las inclemencias del clima
Diferentes modelos de lámparas para exterior resistentes a las inclemencias del clima

El segundo número nos hace referencia a la resistencia al agua, es decir, su impermeabilidad, esta escala llega hasta 7, y la lámpara que compremos no debe tener un número inferior a 3, de por sí, una lámpara con dígito 3 señala que sólo soporta lluvias leves. Recién a partir del dígito 4 la lámpara podrá soportar fuertes chorros de agua, la combinación exacta de número IP sería un 45, al menos.

La iluminación exterior tiene como consejo colocar las lámparas a una altura superior a una persona, es decir, nunca fijarlas a la altura de los ojos ya que eso dañaría nuestra visión; se podrán elevar más en caso de que busquemos iluminara una mayor superficie. Los cables deben pasarse siempre por el exterior de la zona a iluminar, sino no podemos hacerlo, los protegeremos pasándolos dentro de una superficie aislante rígida que luego fijaremos en con materiales especiales.

Deja tus preguntas y comentarios aquí!

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.