Inicio Ciencia y Tecnología Programa «una Laptop por niño»

Programa «una Laptop por niño»

1174
olpc proyecto
Definición: programa destinado a brindar un ordenador portátil para todos los niños escolares del mundo. (Foto de portada: el nuevo modelo OLPC XO-4 de laptop convertible es más rápido que nunca)

Gran parte de la historia del Hombre como especie es la historia de la lucha entre sí por espacios y sustento. Las sociedades se suponen que han evolucionado, sobre todo a finales del último milenio y a pesar de que no han desaparecido las guerras ni otros tantos flagelos que las azotan, la llamada “aldea global” ha dado pasos gigantescos para la construcción de una comunidad internacional con pautas establecidas y claras.

El derecho internacional ha avanzado considerablemente hacia la creación de tribunales supranacionales de jurisdicción mundial, incluso en las últimas décadas se ha juzgado hechos de genocidio ocurridos en terceros países sin la aquiescencia de los mismos; similar circunstancia sucede frente a otros problemas de muchísima gravedad que amenazan la vida misma en todo el planeta, y también en esa materia los avances son enormes. El mundo se ha acercado; la globalización no sólo es económica sino política, cultural y social. El desarrollo de las comunicaciones, los medios de transporte y la tecnología han vuelto casi obsoleto el concepto de frontera geográfica y el desconocimiento intercultural.

logotipo olpc latop por niño
Logotipo del proyecto «una laptop por niño» (que refleja gráficamente el noble ideal)

Sin embargo, hay que decir que en todos los avances que hemos mencionado hay grandes ausentes, potencias que no firmaron ni el Protocolo de Kioto, ni se sometieron a la jurisdicción de la Corte Penal Internacional, ni desvían ni un céntimo de sus ingresos súper-billonarios hacia países con menos suerte y que paradójicamente, fueron los responsables (saqueados en sus recursos naturales, esclavizados, sometidos económicamente, colonizados) de la riqueza de esas naciones. Por suerte, los gobiernos, la mayor parte del tiempo representan a minorías, pocas veces a mayorías y casi nunca a la totalidad de los habitantes de un país. Existen ciudadanos que por mérito o circunstancia ostentan poder y lo hacen valer en pos de aquellos que generalmente no tienen voz ni voto a pesar de ser también habitantes de esta vapuleada Tierra.

¿Cómo nació la idea?, los alcances y pruebas piloto.

tablet xo 3.0
Última tablet xo 3.0 del proyecto

Una laptop por niño es una idea; una laptop por niño es una utopía. Pero el hombre construye a raíz de una idea, el hombre camina detrás de una utopía que cumple el simple papel de lograr esos pasos; cuanto más importante la utopía, más avanzaremos; cuanto más grandes las ideas, reflexionaremos más. Una laptop por niño nace en los Estados Unidos de América, quizá el mayor ausente de los mencionados más arriba, en la cabeza y en las manos de Nicholas Negroponte, uno de los gurús internacionales en materia de tecnología digital, además de ser egresado y miembro del MIT (Massachussets Institute Technologies), co-fundador del Media Laboratory en esa institución de vanguardia, pionero en la creación de diseños asistenciales para computadores, autor de Being Digital (Siendo digital) traducido a más de cuarenta y cinco idiomas, consultor de más de cincuenta mega compañías internacionales y sobro todas las cosas, fundador de la OLPC (One Laptop Per Child) siglas del nombre en inglés de «Una laptop por niño».

modelo xo
Modelo Xo original

Nigroponte, junto a Antonio Battro (Jefe de la Oficina de Educación), Walter Bender (Presidente de Software y contenidos), Michael Bletsas (Jefe Oficina de Conectividad), Robert Fadel (Director de Finanzas y Operaciones), Mark Foster (Jefe de Arquitectura y VP de Ingeniería), Jim Gettys (Vicepresidente de Ingeniería de Software), David Cavallo (Director para América Central y Sur), Khaled Hassounah (Director para el Medio Este y África), Mary Lou Jepsen, Charles Kane, Ivan Krstic, y otros tantos, forman parte de las autoridades de Una Laptop por niño. Una laptop por niño no es más ni menos que una fundación cuyo objetivo primordial es estimular el acceso a tecnologías informáticas e Internet a niños de bajos recursos ubicados en países subdesarrollados a través de la provisión de laptops de bajo costo por parte de sus respectivos gobiernos y con especiales particularidades, que le servirán como esenciales herramientas de estudio. Con la provisión de una laptop por niño cada gobierno permitirá a sus ciudadanos menos afortunados en lo que a economía se refiere, contar con un instrumento fundamental para su educación básica. Como toda idea, como toda utopía, una laptop por niño ha recibido innumerables críticas, ha cosechado detractores y ha tenido que enfrentarse a la burocracia y los intereses de gobiernos y corporaciones que hallan en la pobreza y la ignorancia votos o mano de obra barata.

Una laptop por un niño es un esfuerzo desde un punto del espectro; obvio que insuficiente, aunque importante. Una laptop por un niño es el aporte de un sector específico al bienestar de toda la humanidad; si cada segmento de ese entretejido social a escala planetaria realizara sus aportes las cosas seguramente serían muy diferentes. Lo cierto es que a través de una unidad de bajo costo los niños marginados del llamado tercer mundo podrán acceder a información de Internet, trabajar con ella y realizar todas las tareas propias de un computador personal pero en la red. Eso es una laptop por un niño y aunque en algunos lugares sea una arista más de la demagogia populista y o de efímeras campañas políticas, es una gran idea y un gran sueño al que debemos darle una gran bienvenida.

En el año 2005, Nicholas Negroponte, Director del Media Laboratory del MIT (Massachusetts Institute Technologies), durante sus estancia en el Foro Económico Mundial de Davos realizó un anuncio sorprendente: crear una laptop por niño, fundación que encargaría de generar un computador personal de bajo costo para que cada niño no privilegiado de los países del tercer mundo tuviesen una herramienta educativa que les permitiese tener acceso a toda la información habida en Internet. En un mensaje dirigido a los gobernantes asistentes Negroponte apuntó su idea de una laptop por niño para producir una explosión tecnológica de los países emergentes.

Las primeras experiencias sobre el alcance y aceptación del proyecto

A mediados del año 2006 la idea de una laptop por niño se convierte en una pequeña realidad cuando los primeros equipos son distribuidos entre los habitantes de una diminuta aldea camboyana. Según datos de UNICEF de ese mismo año, Camboya cuenta con una tasa de mortalidad infantil de casi el quince por ciento; el once por ciento de esos niños nacen con bajo peso que produce secuelas irreversibles en el cuarenta y cinco por ciento de ellos; el siete por ciento recibe vacunación adecuada; el sesenta y cinco por ciento no tiene acceso a agua potable ni servicios sanitarios; el 2,7 por mil es la tasa de prevalencia de niños que viven con VIH; sólo el sesenta y seis por ciento asiste a estudios primarios y de ese número el sesenta por ciento alcanza quinto grado y el treinta y cinco por ciento llega a iniciar sus estudios medios.

primera prueba de one laptop per child
Una aldea en Camboya fue la prueba piloto del proyecto «una computadora por niño»

Esta es una realidad común en países en vías de desarrollo que sólo se expone a modo de ejemplo pues es el país elegido para comenzar con el proyecto de una laptop por niño. Se podrá objetar o preguntar sobre la prioridad que surge de con esos indicadores, pero esa no es tarea de la fundación una laptop por niño; es más, tal vez la información sea un elemento importante para el cambio de esas variables: “el fuego, para calentar, debe venir de abajo” reza el Martín Fierro, poema gauchesco argentino. Una laptop por niño se hace eco de estas sabias palabras, que han sido sostenidas en varias oportunidades por el propio Nicholas Negroponte en entrevistas y eventos en los que reconoce el papel de esta tecnología en los niños y en sus padres que seguramente se verán seducidos por la novedad. La idea central de una laptop por niño es fabricar en masa el ordenador portátil de bajo costo, venderlos a los gobiernos quienes se encargaran de su repartición y así brindar una herramienta educativa revolucionaria. En esta tarea ciclópea que en principio no aspira a la obtención de réditos más que aquellos necesarios para el mantenimiento del programa “una laptop por niño” el MIT no está solo.

Grandes corporaciones, que aunque no lo manifiesten sí obtendrán beneficios aunque esto no sea demérito alguno para la finalidad buscada, se han sumado a la cruzada. Una laptop por niño cuenta con el compromiso de Google, AMD (Advanced Micro Devices) y News Corp., quienes aportarían dos millones de dólares cada una para el inicio del proyecto. Boom o fracaso lo importante es el intento de aportar algo a la comunidad internacional que ha visto acentuada las diferencias entre quienes tienen y aquellos que nada les ha tocado en suerte. Como es lógico, una laptop por niño sufre críticas de todas clases, constructivas e no constructivas, interesadas y altruistas. El propio Bill Gates, Presidente y creador de Microsoft, ha considerado públicamente que una laptop por niño es un programa inadecuado; sostiene que mover una manivela para acceder a información en una pantalla diminuta es un despropósito condenado al fracaso inminente. Nada contra el multimillonario Gates, pero si una laptop por niño es inadecuado estaría realmente interesante, además de esgrimir argumentos un poco más elaborados, que evidentemente están lejos de comprender lo que piensa un niño de una favela brasileña al tener una minúscula laptop de su pertenencia, que done aunque sea una idea para que el Hombre rompa una de las tantas cadenas que lo esclavizan: la ignorancia.

Temas Relacionados

Deja tus preguntas y comentarios aquí!

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.