Inicio Arte y Dibujo Esculturas griegas: clásicos de la cultura

Esculturas griegas: clásicos de la cultura

2944
escuñtura griega representativa (esfinge de Amaltea)

Los griegos son poseedores de una cultura bastante particular; sus mitologías, que para muchos pueden ser meros cuentos, han precedido a su época para establecerse en la nuestra; lo mismo ocurre con sus obras artísticas. La escultura en general nos permite conocer detalles de varios acontecimientos como formas de vida que caracterizó a cada una de sus sociedades; en el caso de las esculturas griegas podemos decir que éstas son las que nos brindan un profundo conocimiento de dos rasgos principales: su religión y sociedad.

Los griegos no sólo dieron a este mundo excelentes pensadores y filósofos, sino que también increíbles artistas que nos han dejado un legado cultural más que importante; este legado es justamente una de las principales inspiraciones de los artistas de las nuevas generaciones y de allí es que proviene esta importancia.

esbozo de una escultura griega antiguaLas esculturas griegas suelen incluir varios temas en sus representaciones, pero el más importante se centra siempre en el cuerpo humano, es que los artistas griegos tenían como objetivo plasmar la idea de la “belleza física”. El cuerpo se concibe como una “máquina” perfecta, se supone que éste está diseñado de forma armónicas en donde sus partes guardan proporciones determinadas y sus miembros las medidas justas. Las esculturas griegas antiguas se relacionan profundamente con la importancia de las esculturas griegas actuales, es decir, los artistas griegos de hoy en día se ven inevitablemente influenciados por sus pares antiguos y es por eso que las técnicas como estilos no se vieron alteradas.

Los comienzos de la escultura en Grecia

La gran inspiración para los griegos provino de Egipto y la mesopotámica; es así como los griegos empiezan a esculpir sus primeras obras, tomando como referencia a estos puntos artísticamente ricos.

Las primeras esculturas griegas fueron las de “bulto redondo” éstas eran sólidas y adquirían la posición frontal típica de los modelos orientales; pero sus formas son mucho más dinámicas que las egipcias.

Las esculturas femeninas y masculinas empiezan a tener un gran desarrollo cerca del año 575 a. C. en ellas se solía plasmar lo que se conoce como “sonrisa arcaica”; según los expertos artistas de esta región, se cree que la sonrisa era un artificio que le brindaba al rasgo humano un distintivo único.

Evolución de la escultura en la cultura griega

escultura griega en Florencia
Época clásica griega

Podemos decir que las esculturas griegas provienen de un proceso evolutivo, se cree que el desarrollo de la actividad artística de los griegos se divide en 3 períodos: el arcaico, el clásico y el helenístico.

  1. Las primeras manifestaciones de la escultura fueron pequeñas figuras de madera, típicas del período arcaico, en ellas se podían observar rasgos como la rigidez y los rostros inexpresivos.
  2. En el período clásico, las esculturas griegas llegan a su apogeo, se crean las obras de arte más representativas de la época: el cuerpo humano a medida, sin un centímetro más o centímetro menos; en este período se destacan artistas como Mirón, Policleto y Fidias. El primero trabajó arduamente para representar el movimiento, el segundo, estableció el principio que decía que la medida del cuerpo debía ser siete veces la de la cabeza y Fidias fue el que brindó los rasgos más expresivos a los rostros.
  3. Durante el Helenismo, se sustituye a la armonía y a la medida por nuevos valores, cuerpos retorcidos que expresaban dramatismo y grandes dimensiones.

Escultores de la cultura griega

Los escultores más reconocidos de Grecia fueron, entre otros, Scopas, Lisipo y Praxíteles; el primero se interesaba por la expresividad y el dramatismo, sus esculturas se caracterizan por la torsión de sus cuerpos y sus rostros con profundas miradas. Lisipo estableció el nuevo canon de medida: 9 cabezas y se destacó por ser el retratista particular de Alejandro Magno; Praxíteles dio origen a esculturas griegas graciosas, llenas de exquisitez, sensuales y delicadas, los rostros solían ser melancólicos y sus cuerpos se arqueaban levantando una pierna para poyarse sobre la otra.

Deja tus preguntas y comentarios aquí!

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.