Receta vegetariana, la salud agradecida

Receta vegetariana, la salud agradecida

1248
Compartir

Como venimos sosteniendo cuando hablamos de recetas de de verano, las verduras y frutas de temporada no deben de faltar en nuestra mesa. Berenjena, calabacín, cebolla, judías verdes, lechuga, tomate, pepino, pimientos, ciruelas, higos, melocotón, melón, sandía, y sobre hojas verdes son imprescindibles en una dieta sana y equilibrada. Los alimentos crudos son ideales pues se aprovechan mejor sus nutrientes, ya que la cocción en agua o en un medio graso destruye gran parte de las vitaminas que contienen.

Las verduras son los alimentos predilectos para el verano, fáciles de preparar, económicos y muy nutritivos, además de poseer sabores realmente muy atractivos. Las verduras en general son de baja densidad calórica, no contienen grasas ni colesterol y aportan vitaminas y minerales. Insistimos que el consumo crudo de algunos productos brinda mayor saciedad, fibras y aporte vitamínico. Lo único que hay que tener muy presente es que se deben lavar muy bien, aunque no se deben dejar demasiado tiempo en remojo.

vegetalesEl lavado es esencial pues las verduras de hojas pueden tener parásitos que afectan la salud humana y desinfectantes o plaguicidas que producen el mismo efecto. Las verduras que se compran congeladas mantienen igual valor nutritivo que las frescas si se descongelan correctamente. La ensalada verde es rápida de preparar, muy nutritiva y perfecta para los más tradicionales. Se pueden mezclar diferentes aceites (oliva, girasol, soja…), distintos vinagres (manzana, jerez, eneldo…), hierbas aromáticas (cebollino, perejil, ajo, orégano, albahaca…) y frutos secos.

Ingredientes para la preparacion de una ensalada “verde”

media planta de lechuga,
1 endivia,
berro,
1 apio,
hojas espinaca,
hojas de rúcula.

Lavar con sumo cuidado, sobre todo el berro que es un excelente vehículo para el parásito fasciola; en lo posible, y aunque se demore más de lo habitual, se debe lavar hoja por hoja.

receta-vegetarianaSiempre anteponer un lavado de manos, y evitar la contaminación indirecta o cruzada es fundamental (la contaminación propagada durante la preparación de los alimentos al momento de servirlos es una de las causas principales de las intoxicaciones alimentarias).

Cuando se colocan en una nevera portátil se deben envolver herméticamente, sobre todo si también se lleva carne; evite que los jugos de las carnes crudas entren en contacto con los alimentos que están listos para comer.

Lavar los platos y los utensilios – sobre todo las tablas de cortar- antes de volver a utilizarlos).

Colocar todos los ingredientes en una fuente para ensaladas y aliñar con algún aderezo suave o simplemente con aceite de oliva, sal, pimienta negra en granos molida y un poco de aceto balsámico. Los ingredientes pueden variar de acuerdo a la temporada; las hojas de alfalfa son una excelente opción si se halla al alcance.

No hay comentarios

Deja tus preguntas y comentarios aquí!