LAS CALDERAS: Una opción al alcance de todos

Definición: Recipiente destinado a calentar un liquido para ser distribuido por un sistema de tuberias.

arte ciencia Construcción deportes Días diccionario hogar Geografía miscelaneas personas salud  

Modelos, ventajas y tipos de calderas para calefacción

Las calderas pueden definirse como uno de los tantos sistemas de calefacción; y como no todos los sistemas de calefacción se adaptan de la misma forma a todas las viviendas es importante acertar en la elección. El tipo de vivienda que habitemos, el lugar donde se encuentre y la conciencia ecológica de cada uno de nosotros nos hará optar por un tipo específico de caldera.

modelo de caldera
Modelo de caldera de aluminio

Las calderas más ecológicas y una de las más efectivas es el modelo de calderas de condensación, también es una de las más costosas también existen las calderas con radiadores de agua que son un poco más accesibles pero no tan ecológicas como las calderas de condensación. Las calderas con radiadores de agua es uno de los métodos de calefacción más empleado en toda Europa, es un sistema capaz de funcionar con tres tipos de combustibles gas propano, gas natural o gasóleo C. Las tradicionales calderas a gas natural suelen usarse en las ciudades o en grandes concentraciones urbanas, mientras que las calderas que funcionan con gas propano o gasóleo suelen emplearse más en pequeños pueblos en donde el suministro de combustible no es suficiente o es casi inaccesible.

Dentro de todos los sistemas éste último es el menos aconsejable ya que el calor que brinda el gas natural es mucho más saludable y por ende más limpio. Las calderas más solicitadas son las que están confeccionadas en aluminio, esto hace que las mismas transmitan mucho mejor el calor y adoptan el calor mucho más rápido y fácilmente que las calderas de hierro fundido convencionales. De todas maneras poseen una desventaja, es que al apagarse se enfrían muy rápidamente, en apenas 15 minutos, mientras que las otras calderas, al apagarse mantienen el calor en el ambiente mucho más tiempo. Las calderas hechas a base de hierro fundido suelen verse en antiguas construcciones ya que en viejas épocas eran sinónimo de gran poder social.

Las calderas de gas propano poseen más potencia que las calderas de gas natural, este gas puede almacenarse en pequeños recipientes tales como botellas, o a través de un depósito con tanque individual. Aunque suene más ventajoso, los precios de las calderas de gas propano son bastante costosos, mientras que los precios de las calderas a gas natural son los más baratos del mercado: en un piso de 90 metros una caldera capaz de climatizar dicho ambiente tendría un precio de €3.600, pero con todo incluido, es decir, que además de la caldera se haría la instalación de gas por medio de los radiadores.

circuito de calefaccionLos individuos más ecológicos optan, sin embargo, por las calderas de condensación, aunque sean mucho más caras valen cada centavo que se pague ya que poseen un mayor rendimiento, no contaminan y su mantenimiento es casi nulo. Los precios de este tipo de sistemas de climatización superan los €3.000, pero la inversión nos garantizará un excelente sistema de calefacción durante muchos años.
Las calderas son las más empleadas en la industria de la calefacción ya que, aunque algunas sean costosas, poseen un mayor rendimiento que cualquier otro tipo de estufa o radiador, además de ser menos contaminantes y no emplear mucho tiempo en su mantenimiento. En los últimos años, diversas investigaciones dieron la posibilidad de crear muchos más sistemas de climatización para los hogares tipos, entre ellos la calefacción por suelo radiante mediante la utilización de calderas. Este tipo de sistemas es uno de los más confortables para los habitantes de cualquier dependencia ya que consiste en una instalación de calefactores bajo el suelo que permite que el calor se distribuya de forma homogénea por todo el lugar.
Una de las principales ventajas de este sistema es que evita poner calefactores de grandes dimensiones por nuestra casa, aprovechando así el espacio libre, también nos permite un ahorro de hasta un 20% en la factura de gas. Además hay que agregar que como su colocación es interna no sólo no ocupa lugar sino que también no afecta la fachada interna de la vivienda.

La única desventaja del suelo radiante por caldera es que se requiere de una gran obra para realizar todas las instalaciones necesarias, es por eso que se recomienda para aquellas viviendas amplias, de esta forma se disfrutaría más. En el caso de las casas unifamiliares lo más convenientes e instalar un sistema convencional de calefacción: por caldera de condensación o a gas natural.

Recomendar

Búsqueda de contenido en nuestro sitio