CALCULO DE CALEFACCION

Definición: Computo o estimación para determinar la potencia necesaria que debe tener un equipo.

arte ciencia Construcción deportes Días diccionario hogar Geografía miscelaneas personas salud  

Aprenda a calcular las calorías y frigorías correspondientes para una superficie

Cuando decidimos comprar un equipo de aire acondicionado con bomba de calor, lo primero que debemos pensar es cuál será el indicado, es decir, debemos elegir un aparato capaz de satisfacer nuestras necesidades y que se adapte a la fachada de la vivienda. Esta tarea puede resultar algo tediosa y hasta obsoleta si no nos asesoramos de forma correcta con algún entendido; muchos son los individuos que compran un aire acondicionado “a ojo” creyendo que la cantidad de frigorías o calorías de éste serán las adecuadas.

calculo de caloriasPero cuando los instalan se percatan de que el equipo no climatiza la casa de forma adecuada y además consume el doble de lo que realmente debería; para evitar este episodio debemos hacer un cálculo de calefacción. El cálculo de calefacción es necesario para realizar una compra con criterio y eficiente, éste nos brindará toda la información necesaria a la hora de saber cuántas frigorías necesita nuestra casa para ser correctamente climatizada.

Estos cálculos son muy conocidos en el mundo de las estufas, los radiadores y los acumuladores; pero las consolas de aire acondicionado son artefactos todavía desconocidos en el mundo de la climatización y por ende, antes de realizar su compra hay que obtener asesoramiento.

¿Por cuántas frigorías / calorías optar?

Para realizar un adecuado cálculo de calefacción, lo primero que debemos saber es cuánto espacio es el que queremos climatizar; para eso, debemos conocer la cantidad de metros cuadrados que posee la dependencia y así el cálculo será mucho más simple y fácil de hacer. Mediante dicho cálculo obtendremos como resultado el tipo de consola necesaria para nuestro hogar. Hay un fórmula muy utilizada por los expertos para calcular el número total de frigorías que se necesita para un espacio determinado: 100 frigorías por metro cuadrado; para los que todavía no estén familiarizados con los términos, las frigorías representan la potencia del equipo.

Cuando sepamos el tamaño o dimensiones del lugar procederemos a calcular de esta forma: multiplicaremos la superficie por 100; un ejemplo para que la explicación sea más clara, para una estancia de 20 metros cuadrados se necesitaría una consola que posea 2.000 frigorías, si optamos por una con una capacidad inferior entonces el proceso de climatización sería deficiente. De todas maneras, esta fórmula admite excepciones; existen lugares que se encuentran expuestos a grandes temperaturas o a los rayos del sol de forma constante, en estos casos habría que considerar un número mayor de frigorías que el calculado. Aquí la fórmula se modificaría y el cálculo sería: 150 frigorías por metro cuadrado.

Sistemas de climatización

Una vez hecho el cálculo de calefacción debemos optar por un aparato que cumpla con las demandas de climatización de nuestro hogar y que mantenga el tipo de temperatura que nosotros elegimos. El modelo más tradicional es el que funciona mediante picos de potencia; dicho artefactos utilizan el 100% de su potencia para alcanzar la temperatura demandada, y cuando la alcanza corta automáticamente su funcionamiento para ahorrar energía y consumo.

calefaccion
Los diversos sistemas de calefaccion tienen ventajas y desventajas

Este procedimiento lo realiza hasta que el equipo note que la temperatura alcanzada está desvaneciéndose y allí empieza a funcionar nuevamente. Es importante que el cálculo de calefacción y de refrigeración se realice de forma adecuada ya que en caso de que elijamos un equipo con menores frigorías de las necesarias, no sólo la climatización será deficiente sino que en estos modelos, de corte automático, tendrá un efecto extremadamente nocivo.

Cuando las frigorías son insuficientes, los equipos automáticos pueden llegar a alcanzar la temperatura deseada pero sobre exigiéndose, lo que hace que se consuma mucha más energía y que la consola puede dañarse eventualmente. A su vez, al tener que permanecer el funcionamiento de forma constante, el sistema de corte jamás funcionará lo que también provoca un daño al aire acondicionado. El otro sistema por el cual podemos optar es el invertir; éste no corta nunca la corriente ya que va oscilando de forma permanente sobre la temperatura marcada; con este equipo puede conseguirse un ahorro de energía hasta del 30% amortizando su costoso valor al cabo de 3 años.

Recomendar

Búsqueda de contenido en nuestro sitio