SEMANA DE LA DULZURA : UNA GOLOSINA POR UN BESO

Definición: Celebración argentina en la cual se regala una golosina a cambio de un beso.

correo
arte ciencia Construcción deportes Días diccionario hogar Geografía miscelaneas personas salud  

Del 1º al 7 de Julio : La semana de la dulzura

regalo semana de la dulzura
Caramelos son un tipico regalo durante esta semana

Cada país como cultura posee su tradición; algunas de ellas son compartidas internacionalmente, otras regionalmente y algunas se dan sólo en un país determinado. La Navidad, las Pascuas, el día de los Reyes Magos, etc., son celebraciones internacionales, de tipo religiosas que suelen festejarse de forma única en cada país. Por ejemplo en Estados Unidos, las Pascuas se celebra regalando huevos pintados de diversos colores mientras que en Argentina, en la misma se regalan huevos de chocolate. El evento es el mismo pero la forma de llevarlo a cabo es diferente; la semana de la dulzura es un invento puramente argentino, es decir, no existe en ninguna otra parte del mundo y todavía no fue adoptado por ningún país o continente.

Una dulce historia

La semana de la dulzura, como toda celebración o fecha especial, tiene su historia, la misma se lleva a cabo del 1 al 7 de Julio y durante estos días se deben regalar golosinas para poder recibir un beso a cambio. La cantidad de golosinas que entreguemos fijarán la cantidad de besos que recibiremos; dicho evento surge en 1989 por iniciativa de la empresa popularmente conocida como Arcor. La misma se asoció a ADGyA (asociación de distribuidores de golosinas) para implementar una estrategia de marketing y así maximizar utilidades. La campaña se desarrolló con un slogan que se mantiene hasta ahora “una golosina por un beso”, tal fue el éxito, que durante esta semana del año, las ventas de las mismas aumentaron un 20%. Dentro de los dulces que más se comercializaron estaban los “pico dulce”, el “Bon o bon” (golosina más vendida de ese año), los chocolates “Milka”, los bocaditos “Cabsha” y los alfajores de todo tipo.

A partir de ese momento la semana de la dulzura se implementó como parte cultural de los argentinos, se volvió tan o más importante que el día del amigo, de la madre, del niño o del padre. Cada 1º de Julio podemos observar en los kioscos y dulcerías los afiches que promocionan esta semana y si preguntamos a sus dueños nos asegurarán que sus mayores ventas se producen en este período. Pero no todas esta historia se trata solamente de golosinas; es verdad que durante la semana de la dulzura lo que se propone es regalar un chocolate a alguien, pero también se pide tener gestos tiernos hacia animales y personas que nos rodean, como también crear ambientes amenos en los lugares de trabajo y estudio y así disfrutar plenamente del evento.

semana de la dulzuraContrapartida con sabor amargo

Créase o no, los amantes de esta semana son tantos como los que la aborrecen, una gran parte de la sociedad argentina asegura que la semana de la dulzura es un invento de países de tercer mundo para aumentar el auge del capitalismo. Los que reprochan la invención de esta celebración alegan que la misma está basada en un sistema que pisa al de abajo para seguir subiendo y a su vez hace burla desde lo alto. Muchas son las personas que consideran estúpido esperar a su mujer con un ramo de rosas en el aniversario, comprar regalos en navidad o huevos de chocolate en pascuas, y por ende festejar la semana de la dulzura. Y aunque algunas de estas celebraciones tengan un trasfondo formal, es decir religioso, las siguen considerando capitalistas.

La semana de la dulzura es para esta gente una excusa más para que los kioscos y supermercados llenen sus arcas vendiendo golosinas; la gente es fácil de atraer y esta semana se inventó al igual que los otros días, con el objetivo de favorecer económicamente a unos pocos a costa de muchos. Más allá de las especulaciones y de las ideas, la semana de la dulzura está instalada en Argentina con gran éxito, es muy probable que si el mismo se mantiene, en poco tiempo veamos a italianos, venezolanos, brasileños y españoles regalando golosinas y pidiendo un beso a cambio. Debe aprovecharse esta festividad para poder desarrollar nuestras buenas intenciones y para lograr cosas positivas; es una buena excusa para ampliar nuestras relaciones con amigos y compañeros. Todo en base a un solo pedido “una golosina por un beso”.

Recomendar

Búsqueda de contenido en nuestro sitio