ILUMINACION HALOGENA: POTENCIA

Definición: Tipo de luz blanca y brillante producida por un elemento halogeno (F, Cl, Br, I o At).

arte ciencia Construcción deportes Días diccionario hogar Geografía miscelaneas personas salud  

Descripción y tipos de iluminación halógena

La iluminación es parte fundamental de nuestro hogar y esto se debe a que la misma es la que le otorga una imagen única; mediante la iluminación nuestra casa adoptará una personalidad que reflejará a los demás. Pero no todo tipo de iluminación puede aplicarse a una vivienda en particular, existen varios tipos de lámparas y luces que están diseñadas para ciertas estructuras de la casa.

lampara
Ejemplo de lampara halogena para exterior

Una de las mejores alternativas para brindar una excelente luz ambiental de la forma más nítida posible es a través de la iluminación halógena; este producto hace que cada espacio de nuestro hogar se vea iluminado sin dejar rincones oscuros. Esto se debe a que posee una gran potencia y una alta capacidad para iluminar; su potencia puede alcanzar hasta los 500 vatios, algo impensado tiempo atrás para una simple lámpara. Las bombillas halógenas tienen un tamaño muy pequeño pero son capaces de producir una gran cantidad de luz blanca y pura, pero tienen una desventaja, generan mucho calor y por eso debemos ser cuidadosos a la hora de cambiar cualquiera de las bombillas.

El mayor uso de la iluminación halógena consiste en brindar luz indirecta debido a su gran focalización en sus puntos de iluminación; las podemos ver mayormente en forma de lámparas empotradas, en las oficinas o como luces ambientales. Este tipo de iluminación suele verse mucho en grandes casas con amplios jardines, ya que sirven como elemento de protección debido a su gran alcance de luz. Muchas residencias suelen utilizar bombillas halógenas con el fin de tener su vivienda más iluminada y protegida de delincuentes, ya que las lámparas incandescentes cuentan con una gran potencia.

Iluminación halógena como elemento decorativo

Las lámparas o bombillas halógenas son una buena alternativa frente a la iluminación de tipo convencional, esto sucede porque su luz es muy nítida y clara. Esta es una gran ventaja porque por medio de esa nitidez y claridad tenemos la posibilidad de resaltar la parte de la vivienda más importante o la que más deseamos. A su vez, la iluminación halógena es excelente en las áreas de trabajo, en los lugares de juego y todo aquél que se encuentre en el exterior.

iluminacion halogenaLos que no son muy fanáticos de este tipo de luz alegan que es un sistema extremadamente frío si se lo compara con la iluminación incandescente; los usuarios “incandescentes” afirman que la luz tradicional es mucho más cálida y completa debido a su menor focalización en la proyección de la luz. De todas maneras existe una gran verdad, y esta se relaciona con la cantidad de aplicaciones que la iluminación halógena posee; el efecto luminoso concentrado que ésta provoca en ciertos rincones de la casa puede ser aprovechado para otorgar una mayor relevancia a elementos específicos.

Este tipo de iluminación se emplea mucho para iluminar cuadros debido a que tienen la función de destacar los colores del lienzo, evitando los grandes reflejos de luz que puedan producirse si se realiza mediante una bombilla tradicional. De todas formas las bombillas halógenas no deben focalizarse muy cerca de los objetos ya que el calor puede llegar a estropearlos. A su vez son ideales para resaltar la decoración de la casa, son excelentes si se enfoca la luz sobre los objetos de metal, cristal o cerámica. Este tipo de iluminación es un elemento decorativo más para cualquier tipo de vivienda.

Existe un tipo de iluminación halógena especial; en el mercado podemos encontrar bombillas halógenas con filtros que hace que sean menos agresivas en caso de que la luz se sitúe muy cerca de nosotros. Podemos confeccionar un filtro nosotros mismos poniendo una placa de vidrio; si no sabemos cómo hacerlo y queremos evitar el calor de los focos, se recomienda enfocarlos hacia las paredes o techos. Este tipo de iluminación debe utilizarse con reguladores de potencia ya que mediante ellos podremos controlar el consumo de las bombillas; de todas formas los focos halógenos consumen mucho menos que los incandescentes y a su vez duran el doble.

Recomendar

Búsqueda de contenido en nuestro sitio