ESCULTURAS MODERNAS: Existen otras además de RODIN....

Definición: Estilo de esculturas perteneciente, contemporáneo o reciente en relación con la persona que es el objetivo del arte.

correo
arte ciencia Construcción deportes Días diccionario hogar Geografía miscelaneas personas salud  

Concepto de esculturas modernas y la visión del arte en nuestros días

escultura moderna de rodinLos expertos y entendidos en arte aseguran que cada obra está condicionada por una época determinada, con esto quieren decir, que podemos darnos cuenta a qué período de nuestra historia pertenece con sólo mirar algunos rasgos particulares.

Esta afirmación es muy válida, es que si tomamos un libro de arte y analizamos las características de las pinturas en el Renacimientos, durante el Barroco o durante el siglo XX, nos daremos cuenta de que fueron influenciadas por diferentes movimientos y fue justamente “su época” la que les otorgó su identidad.

Esto ocurre con todas las ramas del arte, y las esculturas no son una excepción; podemos ver una notable evolución en ellas; si observamos una obra realizada en el antiguo Egipto nos daremos cuenta de que difiere de una escultura moderna basada en movimientos como el futurismo, por ejemplo.

La Historia de la escultura moderna

Como toda historia, la de las esculturas modernas debe tener un padre, un precursor, alguien que las haya establecido en la historia de la humanidad; en este caso del individuo que estamos hablando es Auguste Rodin.
Se lo conoce con el apodo de “El padre de la escultura moderna”; nacido en 1840 y fallecido en 1917, este hombre fue el más grande de los escultores del siglo XIX; para los entendidos su calificación es “inclasificable” ya que su estilo abrazó desde el Realismo hasta el Impresionismo, pasando por el Expresionismo y el Simbolismo. Entre las obras que influenciaron a las posteriores generaciones encontramos: “El Pensador”, “La Puerta del Infierno”, “El Retrato de Balzac” y “El Beso”.

arte modernoAuguste Rodin definía a sus esculturas modernas como “una forma de asomarse al mundo, de narrar lo sentido”, siempre decía que “modelar es reflejar la vida”, este artista francés pasó a la historia por liberar el arte de las ataduras del Academicismo.

Si observamos cualquiera de sus creaciones artísticas podemos notar que están llenas de movimiento, de acción y energía; en conclusión, de un efecto que trasciende al espectador que transmite nuevas sensaciones, emociones o pasiones. Las esculturas modernas nacieron cuando Auguste comenzó a crear sus propias obras de arte que al principio solían plasmar un realismo radical; como todo gran artista padeció fracasos, el más significativo fue el que sufrió con su obra “El Hombre con la nariz rota”. Este episodio lo llevó a plantearse nuevos estilos, tras su estancia en Italia, donde se empapó con las influencias de Miguel Ángel, consiguió revertir la situación. Cuando los expertos tratan de clasificar sus obras dentro de un movimiento específico, tienden a fallar, esto se debe a que Rodin experimentó tanto con el Impresionismo como con el Expresionismo y el Simbolismo. “La Puerta al Infierno” fue definida por él como su obra más relevante; la misma fue encargada por el Museo de Artes Decorativas (el cual nunca fue construido) y representa a los descendientes de adán y Eva disfrutando como sufriendo luego del pecado original.

Datos relevantes

Todas las esculturas modernas de gran importancia surgieron de este maravilloso artista; además de “La Puerta al Infierno” nacieron otras grandes obras, entre ellas tenemos a “Paolo y Francesca”, una representación clara de la sensualidad y el goce amoroso. “El Retrato de Balzac” fue encargado por la Sociedad de Hombres de Letras, al principio su obra causó una gran polémica debido a que no plasma el físico del autor sino que la obra es una simplificación expresiva.

La escultura moderna no fue sólo de propiedad Europea, en Venezuela por ejemplo, son muchos los artistas plásticos que se han volcado a esta disciplina; esto sucedió debido a que se dejaron de lado ciertas reglas o pensamientos que existían en el continente Americano. Aquí se establecía que la escultura no sería de medio al artista para expresarse, para hacerlo debía recurrir necesariamente a la pintura. En Latinoamérica la escultura evolucionó con mucho retardo, de los escultores latinos más conocidos encontramos a Andrés Pérez Mujica, quien alentó la voluntad individual del espíritu moderno; pero después de su aparición, la escultura moderna se estancó. Recién en la década del 30’ con la aparición de Alejandro Colina y Francisco Narváez empezó a surgir nuevamente; para esta época se trabajaban monumentos públicos hasta que en 1938 se inauguró la Escuela de Artes Plásticas y Aplicadas.

Recomendar

Búsqueda de contenido en nuestro sitio