Talleres de escultura: aprender a moldear y tallar

Talleres de escultura: aprender a moldear y tallar

2264
Compartir
taller de escultura

El lugar para aprender y perfeccionarse en la escultura: el taller.

Existen diversas formas de hacer arte, como también infinidad de lugares que pueden enseñarnos a desarrollar técnicas y a tener una visión mucho más amplia y profunda de lo que estamos aprendiendo. En los talleres de escultura suelen profundizarse estos valores ya que el 70% de los que se inscriben en ellos no han tomada jamás una gubia; en estos recintos aprendemos desde lo qué es una escultura, sus tipos, lo que cada uno de ellos representa y, por supuesto, cómo esculpir la propia. En este artículo vamos a hacer referencia a todo aquellos que se enseña en los talleres de escultura, esto será de gran ayuda para los que permanecen indecisos sobre sus inscripciones y para los que están cerca de elegir alguna profesión artística.

¿Qué es un taller de escultura?

gif animado torno maderaAntes de profundizar en todo aquello que aprendemos en los talleres de escultura es necesario definir la palabra taller; decimos que éste es un lugar en donde se llevan a cabo trabajos manuales o de artesanías y es por eso que el término “de escultura” puede aplicarse aquí. El mismo puede ser una fábrica en donde se realizan operaciones técnicas o también de enseñanza, como al que nos referimos. En éste último se enseña una metodología de trabajo en donde la teoría se integra con la práctica, también se caracteriza por la experimentación e investigación.

El taller y la escultura

foto del interior de un taller para aprender escultura
Taller de escultura en mármol de Carrara

Los talleres de escultura tienen como lema principal “entender la obra” y para eso es necesario saber cómo ésta se ha realizado; para eso nos enseñarán todas las técnicas que pueden emplearse con el fin de “extraer” de un bloque una figura. Las esculturas no resultan de lo azaroso sino que son la culminación de un procedimiento; para trabajar estas obras de arte los talleres nos proveerán de herramientas cortantes o punzantes, con ellas “atacaremos” a la materia que estemos trabajando presionando la herramienta contar ella o golpeándola con un martillo. Debemos saber, antes de inscribirnos en cualquier taller de escultura, que este tipo de arte no es nada sencillo, y en ocasiones se lo considera mucho más complejo que la pintura; esto se debe al requerimiento de esfuerzo físico (en especial si trabajamos materiales duros) y de concentración. Muchas veces, un golpe mal dado puede arruinar la totalidad de la obra; el taller se encargará de decirnos que el escultor es “un obrero del arte”, justamente porque, de todos los artistas, es el que más trabajo físico emplea. El instrumental para trabajar que utilizaremos en estos lugares serán, entre otros: punteros (para el desbastado), cinceles, gubias; para excavaciones profundas necesitaremos el taladro y para la talla del mármol seguramente emplearemos el trépano.

taller escultura madera
Foto del interior de un taller de escultura con madera

Seguramente, para comenzar, trabajaremos sobre madera blanda para desarrollar poco a poco cada técnica; luego, cuando ya contemos con un poco más de experiencia, procederemos a elegir el material con el que vamos a experimentar. En el mundo de la escultura es muy probable que trabajemos desde piedras hasta oro y plata; es por eso que este tipo de arte es tan versátil. Una vez que hayamos hecho algunas esculturas en madera, es muy probable que los talleres de escultura nos brinden como material siguiente al alabastro; el mismo tiene la característica de la fácil penetración a través del cincel. Pero posee una desventaja, su flexibilidad lo torna muchas veces quebradizo y, opuestamente al mármol, se desportilla y araña, es por eso que debemos ser cuidadosos al trabajarlo. También es blanda la caliza, y en muchas ocasiones sólo basta una navaja para trabajarla, en algunas obras terminadas con este material se puede observar capas de materiales endurecedores sobre las superficies talladas, en especial si éstas se exponen a la intemperie. La última lección de los talleres de escultura será la que nos guíe en la talla del mármol; éste es el material más antiguo utilizado para esta disciplina y aunque los hay de diversas especies, el de color blanco es el más preciado. Los grandes escultores siempre eligen sus propios bloques asegurándose de que sea resistentes y así tolerar los golpes del cincel sin que se produzcan fisuras falsas; un mínimo error de cálculo y el mármol no nos permitirá ocultar el error.

5 Comentarios

Deja tus preguntas y comentarios aquí!