Terapias con perros

Terapias con perros

1598
Compartir
terapias con perros

Además de los perros, hay otros animalitos que trabajan en la rehabilitación o la recuperación de personas con dolencias físicas y psicológicas, la terapia con animales se basa en la incorporación de un animalito como parte principal de un tratamiento. Debido a los elevados valores que encierran en sí los animales, se ha comprobado que su nivel de inteligencia permite que aquellas personas con diversos trastornos puedan realizar cambios en los estados de ánimo y en la personalidad. En esta oportunidad nos ocuparemos sobre las terapias con perros.

El efecto que producen los perros en la gente, es en general muy benéfico, pero los perros para terapia están entrenados para lograr un objetivo concreto, la terapia con perros se basa en un proceso de rehabilitación física o psíquica, de aquellas personas que están pasando por momentos críticos, o para quienes tienen enfermedades crónicas o terminales.

Hay dos tipos de terapia con perros, una es de rehabilitación y la otra de servicio o visita. Los perros de visita, son los que asisten a lugares en donde alegran a la gente con problemas de salud, como son los hospitales, las residencias de ancianos, los hospitales de niños, etc. La función de los perros de visita es netamente social, pero el fin es el mismo, “la terapia con perros” ya que su sola presencia anima y alegra a las personas, mejorando su calidad de vida mediante la compañía y el afecto.

Los perros entrenados exclusivamente para terapias ayudan a las personas en la recuperación de sus afecciones. Cada perro interactúa con una persona individualmente, y sus beneficios se notan cuando el paciente mejora la relación con el entorno, sobre todo en las personas con autismo, ayudan a desarrollar la empatía, y aumentan la capacidad de comunicación. La terapia con perros hace que el paciente se sienta más relajado mientras cumple con la terapia, el paciente deja de sentir la presión que ejerce un terapeuta, por lo tanto no existe resistencia al tratamiento.

El contacto físico con los perros proporciona un bienestar emocional, la reacción de los mismos y la demostración de agradecimiento por parte de los perros hacia el paciente, crea un estado de bienestar especial, que es restaurador. Dentro de la terapia con perros, se ha notado que la presencia y el contacto con ellos, regula la presión arterial, el estrés, la ansiedad y son muy efectivos para los casos de depresión.

1 Comentario

  1. será posible que un perro común pueda servir de forma terapéutica en la compañía o es necesario que estén entrenados.

Deja tus preguntas y comentarios aquí!