El SIDA en gatos

El SIDA en gatos

687
Compartir
SIDA en gatos

La naturaleza de los gatos es salir a explorar y sociabilizarse con otros gatos debido al sentimiento de libertad que los caracteriza. Pero esta conducta a veces tiene consecuencias en cuanto a las enfermedades contagiosas que puedan contraer, una de ellas es el sida en gatos. Esta enfermedad se contagia a través de un virus llamado de inmuno deficiencia felina o VIF, este es uno de los virus más temidos que pueden infectar a estos animalitos.

El sida en gatos se puede trasmitir mediante dos vías, una es la horizontal que se contagia de gato a gato a través de la sangre o de la saliva siendo ésta la vía de contagio principal, otra probabilidad son las mordidas, siendo éstas un elemento de trasmisión del virus, por eso los que no están castrados son los más propensos a contraer el sida en gatos por sus peleas por marcar territorio. La vía vertical de contagio es la de la madre a las crías, se puede trasmitir durante la gestación o en el periodo de lactancia. El sida en gatos puede pasar desapercibido al comienzo debido a que los síntomas se pueden confundir con otras patologías, éstas se presentan con fiebre, decaimiento, vómitos, inapetencia, y otros.
El sida en gatos puede ser asintomático pero con el correr del tiempo las defensas disminuyen, y comienzan las diferentes fases de la enfermedad.

En la fase de portador asintomático, no se puede calcular el tiempo, hay una fase de linfo adenopatía generalizada, que presenta signos de anorexia, fiebre, alteraciones en la conducta y pérdida de peso. En la fase asociada con el sida los síntomas se agravan con diarreas crónicas, infecciones bacterianas, estomatitis, inflamación de encías, en tejidos periodontales, y lengua. En una fase aguda presentan síntomas de alteración en el tracto respiratorio superior, fiebre transitoria y diarrea, esta fase se calcula que dura entre 4 a 16 semanas y en la fase de sida hay alteraciones oculares, neurológicas e inmunológicas.

La única manera de conocer el sida en gatos es realizando un análisis especifico de VIF mediante una extracción de sangre. Para prevenir esta cruel enfermedad se recomienda que los gatos domésticos no salgan. Por el momento no se conocen vacunas especificas contra el sida en gatos, esta enfermedad no tiene tratamiento, solo se tratan las dolencias secundarias provenientes de la inmuno deficiencia. Si el sida en gatos es diagnosticado a tiempo, el veterinario podría fortalecer las defensas, aunque en algunos casos este tratamiento podría fortalecer el virus.

Compartir

No hay comentarios

Deja tus preguntas y comentarios aquí!