Cálculos urinarios en gatos

Cálculos urinarios en gatos

830
Compartir
cálculos urinarios en gatos

Los cálculos urinarios se pueden dar en gatos de todas las edades pero más frecuentemente en gatos machos de mediana edad. Los síntomas de los cálculos urinarios en gatos se presentan con dificultad y esfuerzo para orinar, vómitos, cistitis, y sangre en la orina, con estos síntomas hay que llevarlo inmediatamente al veterinario.
Como estos síntomas son fáciles de observar están indicando que hay una infección urinaria y probablemente cálculos renales, el diagnostico del veterinario es indispensable para saber la diferencia de la afección que afecta al animalito.

Los cálculos se producen por altas concentraciones de minerales que se depositan en la vejiga y que se encuentran en la orina. Hay diferentes tipos de cálculos urinarios en gatos, están los cálcicos que provienen del acido de la orina, y los de estruvita que son concentraciones de magnesio en la orina, para realizar el tratamiento adecuado el veterinario debe distinguir el tipo de calculo que aqueja al gato, porque cada uno tiene un tratamiento diferente, pero tienen un común denominador, que bloquea el aparato urinario desembocando en una falla renal si no se trata a tiempo y come se debe.

El hecho de no beber agua facilita la formación de cálculos urinarios en los gatos, si toma suficiente agua esto se evita teniendo el sistema urinario en buenas condiciones. La deshidratación en los gatos es mortal. Los gatos domésticos necesitan del cuidado de los dueños ya que no son muy propensos a tomar agua, hay que mantenerlos con la alimentación adecuada y con la hidratación suficiente. Hay alimentos balanceados que son específicos para mantener el tracto urinario libre de cálculos.

Otra recomendación que se da para los cálculos urinarios de los gatos es la comida en lata que contiene una cantidad suficiente de agua, en cambio la comida seca no contiene agua y habría que vigilarlo para que tome suficiente agua. Los cálculos urinarios en gatos suelen disolverse con el tratamiento y con dieta, que puede durar semanas hasta que los elimine. Los rayos X, es decir radiografías en el abdomen del gato son indicadores de la situación urinaria del mismo, en caso que los cálculos no se disuelvan, se eliminan mediante cirugía. Cuando un gato ha tenido cálculos urinarios se lo debe tener bajo tratamiento con alimentos específicos para evitar la formación de nuevos cálculos. Un análisis de orina es conveniente para determinar la existencia de cálculos mediante el pH de la orina.

No hay comentarios

Deja tus preguntas y comentarios aquí!