Información sobre cómo cuidar el medio ambiente

Información sobre cómo cuidar el medio ambiente

1455
Compartir
información de cómo cuidar el medio ambiente
Pequeñas grandes cosas que podemos hacer cada dìa para honrar la vida en la Tierra

Encontrar información de cómo cuidar el medio ambiente no es una acción muy compleja, y nosotros hemos preparado una nota que puede llegar a serte muy útil, a ti, al planeta, y a las generaciones venideras. Brindaremos muchos consejos para que la preservación y la no contaminación del medio en el que habitamos sea cada vez más fácil de comprender.

En la actualidad ya es mucha la gente que ha adquirido conductas de cuidado hacia el medio, la tierra, los animales, la preservación de la flora, etc; muchas de dichas actividades se realizan mediante campañas ecologistas, o asociaciones gubernamentales, pero en este sentido el cuidado requiere de la participación de todos y de cada uno de nosotros, sin importar la edad o el sexo. Por eso es muy importante concientizar a los más pequeños, en la escuela, en la universidad y en la calle sobre los peligros de vivir en un mundo con un medio ambiente destruido.

Lo que está a nuestro alcance

Cuidar el agua
  • Controlar el tiempo desde que abrimos el grifo de la ducha hasta que lo cerramos. Si suena el teléfono u ocurre cualquier eventualidad, ¡cerrar el grifo!
  • No dejar correr el agua innecesariamente cuando lavamos vajilla, cuando nos lavamos los dientes o cualquier higiene donde intervenga el agua.
  • No descargar el depósito del baño cuando arrojamos en él papeles u otros elementos. El báter (inodoro) no es un cesto de basura.
  • No usar mangueras para limpiar veredas (terrazas y demás). Con un balde de agua, fregar con escoba, y otro balde para enjuagar, basta y sobra.
  • Si poseemos lavavajillas y/o lavarropas, no emplearlos para lavar dos o tres cosas, sino aguardar a acumular ropa o vajilla sucia que justifique el empleo del agua.
  • Si tenemos piscina de natación, mantener el agua limpia con productos en lugar de dejarla pudrir y descartarla sin más. La cantidad de litros de agua que contiene una piscina, ¿la sed de cuantos seres humanos podría saciar?
  • Si lavamos nuestro vehículo, controlar de igual manera el uso del agua. Si empleamos manguera, no dejarla en el suelo, desperdiciando preciosa agua.
Cuidados del papel y cartón

El papel y cartón es caro, y su fabricación contamina. No descartemos una hoja entera de papel porque apenas hemos empleado una esquina para anotar un número de teléfono o la lista del supermercado.

  • Hoy poseemos teléfonos móviles, que poseen anotador e incluso notas de voz. EMPLEARLO! Sacar fotos con él de lo que nos interesa (recetas, instrucciones, direcciones, etc.) en lugar de desperdiciar papel físico.
  • Si nos gusta leer el diario, magazines y demás, probar las versiones online de los mismos (en general, gratuitas, o muchísimo más baratas que comprar los ejemplares físicos en los puestos de revistas). Acostumbrarnos a leer en una tablet o en un celular es una sana actitud ecológica.
  • Lo mismo con los libros, que además son carísimos. Una versión digital de una novela cuesta un 5% de lo que deberás pagar por su versión física en una librería; ahorrarás dinero, además de que el planeta te lo agradecerá. Un libro en una biblioteca, por la calidad del papel de las ediciones pocket, durará en tu estante unos diez años antes de convertirse en aserrín, así que…
  • Haz las compras llevando tus propias bolsas (ecológicas!) y carritos con ruedas. Aprende a decirle no a las bolsas de papel, envoltorios de pescadería, carnicería, embutidos. Adquiere la costumbre de lanzar en el momento preciso: “deja, no lo envuelvas, lo llevo así”.
  • Si tienes libros y diarios viejos, ¡recicla! Llévalos a centros o encárgate de que personas que los necesitan (o vendan para reciclar) puedan hacerse con ellos.
  • Toda hoja de resumen de servicio, cuenta bancaria, panfletos, volantes y demás, probablemente tengan un lado en blanco. Úsalas para tus anotaciones rápidas!
Plásticos

Hoy la mayoría de los envases plásticos ya son reciclables, pero tú debes hacer tu parte para que (a) se fabrican cada vez menos, y (b) lleguen a un centro de reciclado.

  • Escoge las versiones de vidrio de tus bebidas preferidas, si existen. El vidrio es ecológico (se hace con arena), es más limpio (inodoro) y puede ser empleado hasta que por alguna razón se quiebre. Asimismo, escoge las versiones “retornables” de las bebidas que ya vienen en vidrio. No todas son retornables, y de hecho las que no lo son resultan más caras (pues pagarás un envase que luego se destruirá).
  • Descubre, de aquellos productos que consumes, cuáles se envasan en plásticos ya reciclados o bien factibles de reciclarse. Si todos hacemos eso, todas las compañías se verán obligadas a fabricar en plástico ya reciclado o bien factible de reutilizarse.
  • Las bolsas plásticas que llegan a ti en las compras pueden ser usadas de muchas maneras: para arrojar basura, para conservar alimentos en la heladera y freezer, para guardar zapatos, ropa y demás, como guantes cuando debes manipular alguna sustancia fea, y un gran etcétera. No las arrojes al cesto así como así!
  • Recuerda colocar los envases plásticos (tubos de dentífrico y de otros cosméticos como champú, cremas, también envases de ketchup, bebidas y demás) en bolsas separadas (preferiblemente verdes) para facilitar su identificación y recuperación por parte de las empresas recicladoras.
  • Recicla tú mismo! Los envases pueden ser empleados como floreros, macetas, esculturas (usando varios). Puedes usarlos para mantener agua fría en la heladera, llenarlos de té u otras bebidas, y emplearlos para congelar salsas, caldos y aliños por igual.
Electricidad

Parece mentira pero uno de los derroches más grandes es el del consumo de watts. La electricidad es una crisis en el mundo moderno, de la mano de la creciente cantidad de diferentes electrodomésticos (incluyendo tabletas, móviles, televisores portátiles y un gran etcétera) que se inventan cada década, sumado a que cada vez somos más humanos en el planeta. Veamos:

  • Apagar televisores cuando no los estamos usando. Va de nuevo: ¡apagar televisores cuando no los estamos usando! Es una costumbre común dejar la TV encendida como “sonido de fondo”. Algunos incluso la dejan para las mascotas para que no se sientan solas cuando el dueño se ausenta de casa (evaluarlo y buscar alternativas!). Si no te encuentras con los ojos puestos en ella viendo una película o las noticias, ¡apága la TV!
  • Los ordenadores de escritorio consumen mucho más que netbooks y laptops, y es común pensar que, porque el monitor se apaga (en general entran en latencia por sí solos), el ordenador también lo hace. NO. Mientras haya luz en tu CPU (tower), tu computador está encendido. Apágalo si no lo usas, o bien prográmalo para que entre en “modo suspensión” cuando no lo estés usando por más de 15 minutos. Si no sabes cómo hacerlo pregunta o busca en la documentación de tu sistema operativo.
  • La luz, gran tema. Si no estás para verla encendida, entonces probablemente esa luz no merezca la pena de estar gastando electricidad. Enciende las luces de los ambientes donde estés, y, si no te encuentras leyendo ni trabajando, puedes dejar encendida la luz justa y necesaria. Vamos, que no va a venir el lobo a comerte.
  • ¿Eres un loco de la iluminación? ¡Pues coloca lamparillas LED en toda tu casa! Las hay de todos los formatos, e incluso cálidas (recientemente se han inventado las LED cálidas para iluminar baños, toilettes y cocinas). El consumo en watts de la luz LED es irrisorio en comparación con las lamparillas de tungsteno convencionales, y, a diferencia de la luz de tubo de las lámparas de bajo consumo, no daña la vista.
  • El aire acondicionado se ha transformado en un electrodoméstico convencional, quizás necesario en ciertas regiones donde los veranos hacen sentir su peso sofocante. Programarlos en sus modos automáticos (muchos ya disponen de su “modo ecológico”) es lo correcto, de modo que el artefacto, que tiene la capacidad de tomar la temperatura del ambiente en tiempo real, pueda auto-administrarse de manera ecológica, encendiéndose y apagándose según necesidad. Y, si nos vamos de casa, ¡apaguémoslos! Por otro lado, mantener correctamente cerradas puertas y ventanas de los ambientes a climatizar es la mejor forma de ahorrar energía con estos equipos. Y no olvidar controlar el gas que tienen dentro (el que enfría) para evitar que deban esforzarse más tiempo para climatizar.
  • Con respecto a lavarropas, secarropas y lavavajillas, aguardar a acumular una buena cantidad de elementos a procesar para que su uso energético dé rédito.

El respeto a la naturaleza

La naturaleza necesita que la respetemos para poder de estar manera obtener una vida plena. Pero, ¿quiénes son los que deciden cómo cuidar el medio ambiente en el que vivimos?, la preocupación por preservar las bases naturales de los ambientes fue la primera señal de interés nacida para la conservación y los cuidados de la naturaleza, con la creación de reservas y parques nacionales, por ejemplo; con las organizaciones que fueron creadas a partir de esa preocupación.Son muchas en la actualidad, y todas trabajan en forma denodada, para nosotros, para nuestros hijos, y nietos.

Es importante que leamos y nos instruyamos de cómo cuidar el medio ambiente, aunque sea en pequeñas cosas del quehacer cotidiano. Preservar el medio en el que habitamos no es una tarea compleja, se puede lograr plantando árboles, usando el transporte público, en lugar de ir a trabajar en el propio auto, empleando productos de limpieza que tienen el sello de certificación ecológica, consumiendo los alimentos de la temporada, simplemente apagando las luces que no utilizamos, o el televisor que muchas veces queda encendido toda la noche sin que nos hayamos percatado de ello, reciclando elementos en desuso, siendo responsables con la repartición de la basura, utilizando el riego para nuestro jardín por goteo, que es el que menor consumo de agua efectúa, y muchas otras alternativas que tenemos para que el cuidado se lleve a cabo todos los días, aunque parezca un solo grano de arena.

Compartir

1 Comentario

  1. Abcpedia Muy buen artículo!!!! me sentí muy identificado con muchos párrafos, el mas a destacar el uso adecuado del agua, me exaspero cuando los porteros y demás personas utilizan el agua para barrer la basura, o parecen regar el cemento?!

    Todo comienza por uno! Ese granito de arena es esencial!!! Con un pequeño accionar todos los días y luego adoptandolo en forma cotidiana.

    Gracias!!! Lo comparto!!!

Deja tus preguntas y comentarios aquí!